Quel volvió a vencer a la peste

Lanzamiento de los panes, luego vendrían los quesos, desde el balcón del Ayuntamiento. ::
Lanzamiento de los panes, luego vendrían los quesos, desde el balcón del Ayuntamiento. :: / Sonia Tercero

La cofradía repartió 2.000 bollos de pan y 50 kilos de queso para celebrar la victoria frenta al brote de la enfermedad en 1479

María Félez
MARÍA FÉLEZQuel

Un ocasión más, esta vez con más gente por ser día festivo, Quel vivió su día más intenso del año. Desde las nueve de la mañana todo iba encaminado a celebrar el lanzamiento del pan y queso desde la ermita de la Transfiguración. Comenzó con la procesión, que llevó a los fieles desde la parroquia de la localidad hasta la ermita. En misa, se leyó la carta fundacional que cuenta una de las tradiciones más ancestrales de nuestra Comunidad.

No es otra que la victoria de un pueblo contra la peste en 1479. De poco más de 50 vecinos que tenía entonces el municipio de Quel sólo quedaban 17 vivos. Entonces, decidieron encomendarse a un santo de la zona. Pero, como pasa muchas veces, no se ponían de acuerdo y por eso tomaron una decisión salomónica: encenderían trece candelas (once dedicadas a santos de la zona, una a la Virgen y otra al Cristo). Lo que dura el trayecto de ida y vuelta andando a Arnedo fue lo que les costó a la mayoría de las velas consumirse y quedaron dos: la de la Virgen y la del Cristo; y al final, sólo la última. Después pasaron casa por casa y por caridad repartieron entre los pocos vecinos que quedaban pan, queso y vino.

Tras recordar lo que pasó hace más de quinientos años, los cofrades pasaron a los altillos de la ermita a celebrar su tradicional almuerzo: pimiento rojo, pan, queso, vino y bolaos (azúcar solidificada). Allí se fueron contando anécdotas de la tradición como que se perdió el primer libro de la cofradía y que por eso, además de los primeros cofrades que redactaron la carta fundacional, no se sabe quienes más lo fueron hasta 1660, inicio del segundo libro.

Después llegó el lanzamiento de 2.000 bollos de pan y 50 kilos de queso y la lucha férrea por conseguir uno de ellos. Incluso un novio tenía la obligación de hacerlo si quería recibir el regalo de boda de los amigos. Seguro que lo consiguió.

Más

Fotos

Vídeos