El PSOE critica que la nueva ordenanza del agua penalice a los colectivos más vulnerables

P. HIDALGO

El Grupo Municipal Socialista en Fuenmayor critica la modificación de la ordenanza del agua para consumo doméstico, ya que ha supuesto un encarecimiento de hasta el 50% de los recibos de los fuenmayorenses con menor consumo.

La norma entró en vigor en el primer semestre del 2017 y los recibos han ido llegando a los vecinos en los últimos meses. La portavoz del PSOE, Nuria García, denuncia que el equipo de gobierno prometió «nuevas tasas de agua que iban a beneficiar a los bajos consumidores por su ahorro y penalizar a los grandes por su gasto desmesurado».

Sin embargo, asegura que pese a que el precio del agua se ha rebajado en los tramos de consumo más bajos, la incorporación de dos cuotas (la fija semestral y de alcantarillado) ha derivado en que proporcionalmente la factura final se haya incrementado en especial para los colectivos con menor consumo.

Así, censura que viudas, familias monoparentales o solteros sean quienes soporten una mayor subida porcentual del coste del agua, de hasta el 50%. En cambio, dice que el aumento en tramos más altos se ha situado en el 12%.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos