Nuevo colector de aguas residuales para Torrecilla sobre Alesanco, Cañas y Canillas

F. D. CAÑAS.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore, ha visitado en los últimos días el nuevo colector que garantizará un servicio de calidad en materia de depuración de aguas residuales a los vecinos de Cañas, Canillas del Río Tuerto y Torrecilla sobre Alesanco. La actuación ha corrido a cargo del Consorcio de Aguas y Residuos de La Rioja, a lo largo de un año y ha costado a 626.434 euros.

Acompañado por el director de Calidad Ambiental y Agua, José María Infante; el gerente del Consorcio, Juan José Gil Barco; y los alcaldes de los municipios, Nagore resaltó que se trata de una actuación contemplada en el Plan Director de Saneamiento y Depuración de La Rioja, «que apuesta por seguir avanzando en el desarrollo de infraestructuras de depuración en todos los municipios como garantía de cumplimiento de los estándares medioambientales que queremos para La Rioja».

El nuevo colector recoge los vertidos de aguas residuales de Cañas y Canillas y los traslada hasta el pozo de bombeo de Torrecilla sobre Alesanco. Desde allí, a través de una tubería a presión, se impulsa hasta el colector existente en Alesanco para ser enviados finalmente a la EDAR del Río Tuerto en Hormilla para su tratamiento. Los trabajos los ha realizado Excavaciones Fermín Osés.

El Gobierno de La Rioja, previa consulta con los ayuntamientos afectados, modificó la delimitación de la aglomeración urbana Río Tuerto para incluir a los municipios de Hormilla, Azofra, Alesanco, Torrecilla sobre Alesanco, Canillas y Cañas, y todos depurarán sus aguas residuales en la EDAR de Hormilla. La incorporación del vertido de los nuevos municipios ha obligado a modificar el pozo de bombeo de la depuradora para poder aumentar el caudal a tratar. Por ello se ha incluido una tercera bomba para impulsar los vertidos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos