Un nuevo auditorio para Autol

Un nuevo auditorio para Autol

El presupuesto asciende a 2.270.708 euros y el Gobierno de La Rioja se ha comprometido a financiar el 40% de la inversión

LA RIOJA

El consejero de Fomento y Política Territorial, Carlos Cuevas, y la alcaldesa de Autol, Catalina Bastida, han firmado un convenio de cooperación para financiar la construcción del auditorio. Este proyecto es una de las principales prioridades para el municipio de La Rioja Baja en respuesta a la reivindicación muchos colectivos y asociaciones que reclaman un espacio público para celebrar actos sociales y culturales, además de espectáculos artísticos, ha informado el Gobierno, en una nota que recoge Efe.

El Ayuntamiento de Autol ha solicitado la colaboración económica de la Comunidad Autónoma para financiar las obras, cuyo plazo de ejecución son 18 meses. El presupuesto asciende a 2.270.708 euros y el Gobierno de La Rioja se ha comprometido a financiar el 40% de la inversión. El plazo de ejecución es de 18 meses.

Las nuevas instalaciones se levantarán en pleno casco antiguo, en concreto, en las parcelas situadas en el número 29 de la calle Parral y a la altura de los números 19 y 31 de la calle Horno. Tendrá una superficie de 1.551,60 metros cuadrados y se podrá acceder al inmueble desde las dos calles citadas.

El auditorio se compondrá de una planta sótano destinada a almacén; planta baja en la que se distribuirán el vestíbulo de entrada, los aseos, la sala principal con 400 plazas y la sala de ensayos; en la primera planta se ubicarán los camerinos de los artistas y los vestuarios del personal; y la segunda y tercera planta se destinarán a los espacios técnicos de la caja escénica, peine o pasarelas de iluminación. La actuación contempla, además, las obras de urbanización de la calle Parral desde el auditorio hasta el centro de transformación eléctrica existente en dicha vía urbana. Unos trabajos que comprenden la canalización del río Chiquito mediante tres colectores, así como las redes de saneamiento de pluviales, fecales, abastecimiento de agua, electricidad, alumbrado público y telecomunicaciones con sus correspondientes acometidas, pozos, arquetas, válvulas y sumideros.

La calle se rematará con un pavimento de adoquín a dos colores y al mismo nivel para diferenciar la zona peatonal de la de tráfico rodado. También se instalarán jardineras con bancos incorporados y se restaurará la chimenea de ladrillo existente en la urbanización.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos