La Venancia ya espera al próximo año

Arranque del entierro de la Venancia, con una larga fila de najerinos despidiendo las fiestas. :: f. d./
Arranque del entierro de la Venancia, con una larga fila de najerinos despidiendo las fiestas. :: f. d.

Las fiestas de Nájera acabaron ayer con el entierro de la cuba tótem

F. DOMÍNGUEZ

Tal como decía aquella canción, todo tiene su fin. Las fiestas de San Juan y San Pedro en Nájera se acabaron ayer con el tradicional entierro de la Venancia. Lo hizo con esa deriva tormentosa que se presentó un día antes, precisamente la jornada de las vueltas de San Pedro, con una lluvia que se precipitó con ganas a la hora de cerrar el periplo vueltero en la plaza de España, pero a la que los najerinos hicieron caso omiso, cantando y bailando las tres últimas vueltas emulando a Gene Kelly en su famosa película.

La jornada de ayer, la de San Pedrito o del cierre festero, se vivió bajo el tono amenazante del cielo, con amagos de tormenta y algo de lluvia, que no fueron suficiente para hacer desistir a los pequeños de divertirse con la gran fiesta de la espuma que tuvo lugar por la tarde en la calle Descampado. No hubo muchos, tal vez porque los progenitores fueron más temerosos ante las nubes que aparecían y desaparecían.

Ya por la noche, bajo las mismas perspectivas meteorológicas, arrancó el entierro de la Venancia, con su tono entre dramático y divertido, para bailar durante un buen rato a los sones de las canciones najerinas propias de este evento festero que abre el verano. A partir de ahí, la noche del sábado se convirtió en eso, una noche de sábado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos