La Venancia apaga la fiesta en Nájera

La Venancia apaga la fiesta en Nájera

Con el entierro de la cuba ayer por la noche, la ciudad puso el punto final a las celebraciones

Felix Dominguez
FELIX DOMINGUEZLOGROÑO

La jornada de ayer, conocida en Nájera como San Pedrito, sirvió para poner el punto final a las fiestas más importantes de la ciudad, las que se celebran en honor a los santos Juan y Pedro. Como día posterior a uno de los dos más notables de este periodo festero que sirve para inaugurar el verano, el programa de actos se circunscribió a la sesión vespertina.

Comenzando a las 15.30 con la comida de peñistas en los locales de la peña Malpica, el siguiente acto tuvo lugar a las 19.30 horas con un pasacalles a cargo de la citada peña, que incluyó una visita al hogar de personas mayores, un ritual que viene siendo típico cada año.

Ya por la noche, a partir de las 22.30 horas, se llevó a cabo otro de los tradicionales actos, el entierro de la cuba Venancia, con el que se echa el cierre a los festejos más populares de la ciudad. Con los de la peña Malpica como maestros de ceremonias y portando la cuba que abre y cierra las fiestas, se formó un cortejo que, al contrario del realizado la noche del 23 al 24 de junio, en el que el desentierro abre paso a una semana de jolgorio y desenfado, en éste se torna por momentos triste, ya que significa el fin de las fiestas.

No obstante, la tristeza es un tanto fingida, o mejor dicho sobreactuada, ya que todo el mundo es consciente de que los festejos no pueden durar eternamente. Además, cada najerino sabe que con cada día que pasa, falta menos para llegar las fiestas del siguiente año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos