Trabajo entre bastidores

Un día a la semana se reúnen para pasar horas cosiendo. :: F. D./
Un día a la semana se reúnen para pasar horas cosiendo. :: F. D.

El 'Reino de Nájera' estrena sastras con Medalla de la Ciudad

F. DOMÍNGUEZ

Ellas son un grupo de mujeres que, como otros colaboradores imprescindibles del espectáculo histórico teatral 'Reino de Nájera', realizan una labor que en el lenguaje del teatro se denomina entre bastidores. A menudo se dice que el trabajo que esta gente hace en el arte de Talía es oscura, cuando son algunos de ellos los que se ocupan de la iluminación, vaya un contrasentido; o son, como en el caso de las costureras de 'Las Crónicas', las que se ocupan de poner luz a los personajes con sus trajes de época, lo que conlleva que luzcan tal y como debieron ser los personajes reales cuando vivían.

Pero son, precisamente estas mujeres voluntarias que se ocupan del vestuario y el decorado textil del espectáculo, las que, sin menospreciar al resto de los que participan en el mismo, tal vez tengan un mérito mayor. Ellas son las que durante diez meses al año se reúnen cada lunes en un local municipal para, con los útiles propios de las modistas, ocuparse de «repasar todo el material utilizado en las últimas representaciones, ponerlo al día si se puede y, si no, volverlo a hacer, y confeccionar el nuevo vestuario para el año siguiente», según explicaba su coordinadora Elma Gordo, con ocasión de un reportaje previo a la entrega de la Medalla de la Ciudad de Nájera, en la categoría de bronce, que les fue concedida por el Ayuntamiento, por unanimidad, para agradecer, en nombre de todos los najerinos, esas muchas décadas de desvelos por 'Las Crónicas' sin esperar nada a cambio.

El grupo de costureras, con su medalla y los diplomas acreditativos, junto al alcalde, Jonás Olarte, y el edil de Cultura, JulioNájera. ::
El grupo de costureras, con su medalla y los diplomas acreditativos, junto al alcalde, Jonás Olarte, y el edil de Cultura, JulioNájera. :: / Félix Domínguez

Atrás quedan los primeros años del espectáculo, cuando aún se denominaba 'Las Crónicas Najerenses', cuando la labor de estas mujeres aún no se había iniciado porque, «el vestuario y demás lo traían de Cornejo, en Madrid, de una empresa de sastrería especializada en el cine y el teatro», advertía Gordo. Hasta que, ella cree recordar que fue «estando López de alcalde», cuando hubo que replantearse el tema de vestuario. «Como lo de traerlo de Madrid costaba bastante dinero, habló con las amas de casa a ver si querían ellas hacer esta labor, y así comenzó el grupo».

Su trabajo lo hacen fuera de la vista del espectador hasta que llega el día de la representación, que sale a la luz del escenario

Por primera vez se hará el espectáculo con las encargadas del vestuario distinguidas con la Medalla de la Ciudad de Nájera

También recordaba, con una indisimulada admiración, cómo el mítico director teatral Roberto Carpio, creador y primer director de la representación, «empezó trayendo vestuario del Ballet Nacional y cortinas de escenarios de teatros de Madrid», donde él era toda una institución. «Entonces -rememoraba la coordinadora- se hacía esta labor de costura en el ático del Ayuntamiento, y teñíamos las cortinas en la bañera de ese piso».

En busca de savia nueva

Las actuales componentes del grupo: Elma Gordo, Matilde Glera, Amparo Alonso, Mercedes Tola, María Jesús Ochoa, Tere Hidalgo, Alicia Villar, Rosa García, Aurora Larrea y Casi Gutiérrez, están dispuestas a seguir hasta donde les dejen sus fuerzas, pero conscientes de que no van a ser eternas, realizan constantes llamamientos a que llegue sangre nueva, porque no sólo llegará un momento que el relevo ha de ser obligatorio, naturaleza obliga, sino, porque con la llegada de gente de repuesto, han de llegar nueva ideas que revitalicen el grupo. Además, es conveniente que se sumen otras personas, para que las actuales les puedan transmitir sus conocimientos y trucos sobre los pormenores del ‘Reino de Nájera’.

Recuerdos y más recuerdos, a los que a partir de ahora pueden sumar el haber sido distinguidas con la Medalla de la Ciudad, un motivo de orgullo más para el espectáculo.

Fotos

Vídeos