Santa María la Real, sin franciscanos pero con «normalidad»

Santa María la Real, sin franciscanos pero con «normalidad»

Barkos y Ceniceros presiden el Patronato del monasterio, que alcanzó los 40.000 visitantes en el pasado ejercicio

LA RIOJA

El Patronato del Monasterio de Santa María la Real de Nájera (La Rioja) ha constatado hoy la "absoluta normalidad" en la gestión turística de este cenobio después de la marcha de la comunidad de Franciscanos que lo gestionaba y que lo dejó en octubre del año pasado.

El Patronato se ha reunido, de forma extraordinaria, para comprobar cómo se desarrolla la gestión de este monasterio en los últimos meses y cómo se continúa con su programa de visitas turísticas sin ninguna incidencia, según informa Efe.

Así lo ha detallado el presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, que ha participado en la reunión junto a su homóloga de Navarra, Uxue Barkos; y representantes del resto de administraciones que componen este Patronato: las Diputaciones forales de Vizcaya, Álava y Guipúzcoa y el Ministerio de Cultura.

Ceniceros ha explicado a los periodistas que el número de visitantes en este monasterio se mantuvo en los últimos meses de 2017 e, incluso, "creció algo", hasta completar unos 40.000 personas que lo visitaron en el pasado ejercicio.

Una vez que la comunidad franciscana dejó el monasterio de Nájera, fue el propio Patronato el que asumió la gestión del mismo, tanto en lo que refiere a su uso turístico como al mantenimiento de las instalaciones. "Esperábamos que todo saliera con absoluta normalidad y así ha sido", ha incidido Ceniceros, que ha recordado el papel "importante" que este monasterio tiene en el Camino de Santiago.

Aumentar las visitas

Ahora, el propio Patronato se plantea reforzar la difusión de Santa María La Real para incrementar sus visitas, aunque ya es "un referente en Nájera y su comarca", ha asegurado el presidente riojano, quien ha detallado que esa promoción se concentrará en diferentes medios de comunicación y en actividades de promoción directa.

Una de las cuestiones en las que se centrará esa difusión será en las Cónicas Najerenses, un espectáculo teatral y de luz y sonido sobre la historia del monasterio de Santa María la Real, que en 2018 celebrará su cincuenta aniversario. En esta representación histórica se ponen en escena algunos de los capítulos más destacados del pasado más glorioso de Nájera, cuando era capital del Reino Nájera-Pamplona.

"Santa María la Real de Nájera es un patrimonio histórico artístico muy importante, donde reside parte de nuestra historia y nuestra obligación es conservarlo, protegerlo y difundirlo", ha afirmado.

También ha recalcado que el Patronato de Santa María es "un ejemplo de gestión conjunta en beneficio de un patrimonio que nos pertenece a todos", en alusión a la participación en este organismo de dos gobiernos autónomos, tres diputaciones y el Ministerio de Cultura.

"Responsabilidad y orgullo"

La presidenta de Navarra, por su parte, ha asegurado que el mantenimiento de Santa María La Real es una "responsabilidad" de las administraciones, pero también un "orgullo", tanto por "su valor material" como porque es "un patrimonio inmaterial" para las tres regiones que participan en este Patronato. "Hay que decirle a la sociedad que tenemos una tarea hermosísima, que es mantener este patrimonio", ha insistido, y, dentro de esa labor, "también hay que asumir retos cuando se nos ponen por delante, como en el caso de la salida de los franciscanos".

Barkos ha tenido palabras de "recuerdo y agradecimiento" para esta comunidad religiosa, que ocupó Santa María La Real durante más de un siglo y se dedicó a su conservación. "Y también hay que ver con satisfacción que, tras el cambio de gestión, se ha mantenido el mismo nervio de visitas que anteriormente", ha concluido.

Santa María La Real es un monasterio cuya construcción finalizó a mediados del siglo XI y, desde entonces, fue panteón real del Reino de Nájera-Pamplona, que alcanzaba territorios que hoy son las actuales Navarra, País Vasco y La Rioja, incluso zonas de Burgos, por lo que sus administraciones pertenecen a este Patronato.

El Patronato se creó en 1959 y también pertenece a él el Ayuntamiento de Nájera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos