Nueva estación de bombeo de aguas residuales para Nájera

Nueva estación de bombeo de aguas residuales para Nájera

Esta nueva infraestructura hidráulica constituye una de las principales prioridades de Nájera con el fin de evitar los frecuentes vertidos al Najerilla

LA RIOJA

El Gobierno de La Rioja colaborará con el Ayuntamiento de Nájera en la construcción de una estación de bombeo de aguas residuales, que contribuirá a una depuración correcta en toda la comarca.

Según ha informado el Gobierno regional en un comunicado, el consejero de Fomento y Política Territorial, Carlos Cuevas, y el alcalde de Nájera, Jonás Olarte, han firmado hoy el convenio de cooperación para financiar las obras de construcción de una estación de bombeo de aguas residuales y su conexión con la estación depuradora.

Según explica EFE, el proyecto cuenta con un presupuesto de 287.927 euros. El Gobierno de La Rioja se ha comprometido a financiar el 40% de la inversión, mientras que el Ayuntamiento najerino asumirá el resto; el plazo de ejecución de las obras es de cuatro meses.

Esta nueva infraestructura hidráulica constituye una de las principales prioridades de Nájera con el fin de evitar los frecuentes vertidos al Najerilla y los consiguientes problemas de salubridad y daños al medio ambiente que ocasiona el estado deficiente de las actuales instalaciones.

La nueva estación de bombeo garantizará un correcto tratamiento y gestión de la depuración de agua, al tiempo que contribuirá a mejorar la calidad del agua del río.

Nájera ha solicitado la colaboración económica del Gobierno de La Rioja para acometer estas obras mediante un acuerdo incluido dentro del Fondo de Cooperación Local, con una partida de 16,6 millones de euros en 2018, en apoyo a las inversiones municipales que mejoren las infraestructuras y servicios públicos de su competencia local exclusiva.

En este caso la obra consiste en la construcción de la estación de bombeo de aguas residuales (EBAR) y su conexión con el colector aguas arribas al pozo de bombeo existente.

A esta nueva instalación, que quedará situada fuera de la zona inundable, llegarán las aguas del colector del casco viejo y del polígono industrial de Arenales.

La tubería de impulsión cruzará el puente sobre el río, se emplazará bajo el tablero y quedará soterrada hasta su conexión con un pozo de registro del emisario de la estación depuradora de aguas residuales (EDAR), siguiendo el trazado actual.

El bombeo contará con elementos de control de nivel, una comunicación a central y sistema de alarmas con avisos a teléfonos móviles.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos