Los niños ensayan el fin de año

Tras degustar los sucedáneos de las uvas y el cava, los niños najerinos disfrutaron de la magia. :: F. D./
Tras degustar los sucedáneos de las uvas y el cava, los niños najerinos disfrutaron de la magia. :: F. D.

Una fiesta infantil con chocolatinas en lugar de uvas anticipó las campanadas de Nochevieja

F. DOMÍNGUEZ

La ciudad de Nájera estrenó ayer una nueva actividad dirigida a los más pequeños. Con 36 horas de adelanto a la Nochevieja, los niños najerinos se concentraron en la plaza de España, junto a padres, madres, abuelos y demás familia, para escuchar las campanadas y tomar unas uvas de despedida del año 2017 y de bienvenida al 2018.

Representantes de las Ampas de los centros educativos locales, de la asociación de hostelería y comercio Casco Histórico, y de la peña Juventud, junto al alcalde, Jonás Olarte, y los concejales María José Bejarano y Julio Nájera, repartieron desde las 11 de la mañana cientos de bolsas de cotillón a la chavalería, muchos de los cuales ya habían llegado al punto de encuentro disfrazados.

La música de Disco Dido amenizó la espera hasta que un cuarto de hora antes de las 12 del mediodía, comenzase el reparto de los doce lacasitos que iban a hacer de uvas, y del vasito con sidra sin alcohol que haría las veces del cava. Tras las doce campanadas y el lanzamiento de confeti, comenzó al actuación del mago Diego Calavia, con los pequeños siguiéndola con suma atención y pasando un buen rato de diversión junto a los mayores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos