Nájera se viste medieval

La pintora Ana Valdivielso, con sus ayudantes, coloca uno de los murales en la calle Garrán. :: F. D./
La pintora Ana Valdivielso, con sus ayudantes, coloca uno de los murales en la calle Garrán. :: F. D.

Varios murales decoran los accesos a las crónicas najerenses

F. DOMÍNGUEZ

Dentro del plan para realzar el cincuentenario de las representaciones 'Reino de Nájera' que ha diseñado la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Nájera y en el que cuenta con la colaboración de la pintora y docente, Ana Valdivielso, en las últimas horas se han instalado en la calle Constantino Garrán, la que da acceso directo tanto al Monasterio de Santa María la Real como al espacio donde se realizan las representaciones del espectáculo medieval, cuatro murales de pintura con motivos alusivos al monasterio y a la historia de la ciudad.

Según explicó el edil responsable del área, Julio Nájera, «con esta iniciativa no solo se busca aportar más ambiente medieval a Las Crónicas, sino que, al mismo tiempo, se tapan una serie de huecos en las paredes, con lo que de cara a los visitantes se logra un mejor aspecto de dicha paredes, en buena parte de solares de casas derruidas».

En uno de ellos se puede observar una escena en la Escalera Real del Monasterio de Santa María la Real, otra está encuadrada en una de las tracerías del Claustro de los Caballeros, una tercera se desarrolla en los nichos de dicho claustro y la cuarta tiene como escenario el coro bajo del claustro.

La pintora Ana Valdivielso ha jugado con el interior de Santa María la Real y con los personajes del espectáculo

Las figuras representadas en dichas escenas están relacionados con personajes que aparecen en el espectáculo del 'Reino de Nájera'. Así, en el cuadro de la escalera aparece el Rey don García luchando a espada con un caballero. En la que se desarrolla en el coro bajo, unas damas aparecen de soslayo observando algo que sucede en el claustro, mientras que en la encuadrada bajo la tracería, se puede ver al Rey don Sancho en posición de descanso. Finalmente, en la de los nichos, aparecen unos niños que parecen estar jugando a esconderse.

Con estas pinturas se completa la decoración de esta zona del casco histórico que ya empezaron a elaborar hace unos meses los alumnos de Ana Valdivielso con la instalación de varios murales realizados por ellos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos