Libros para un fin solidario

El puesto de venta de libros montando junto al mercadillo semanal estuvo muy concurrido durante toda la mañana. :: F. D./
El puesto de venta de libros montando junto al mercadillo semanal estuvo muy concurrido durante toda la mañana. :: F. D.

La Biblioteca Municipal recogió libros que se vendieron a favor de Acab-Rioja

F. DOMÍNGUEZ

A finales del último invierno al Biblioteca Pública Municipal de Nájera, que dirige Azucena Reinares, puso en marcha una iniciativa solidaria que resultaba una auténtica novedad en la ciudad a orillas del río Najerilla. Se trataba de comenzar una campaña de donación de libros a fin de llevar a cabo un mercadillo solidario con el que captar fondos para ayudar a la asociación Acab-Rioja.

De esa manera se empezaron a recoger las donaciones en la propia biblioteca a lo largo de unos cuatro meses, obteniéndose alrededor de 1.500 tomos. Obviamente, los ejemplares debían estar en condiciones para poder ponerlos a la venta. La propia biblioteca aportó ejemplares.

Además, también por iniciativa de la biblioteca municipal, se convocó un concurso de marcapáginas para los niños. Estos respondieron presentando cerca de medio centenar de originales entre los que un jurado eligió los premiados. Asimismo, los mejores originales fueron impresos y puestos a la venta en el mercadillo.

Con esos mimbres, el pasado jueves y coincidiendo con la celebración del mercadillo semanal en el Paseo San Julián, la responsable de la biblioteca, junto a voluntarios de Acab, montaron el puesto de venta de los libros. Según señalaba la directora de la biblioteca, la iniciativa había resultado «muy bien. Mucho mejor de lo que esperábamos, ya que desde el principio ha habido muy buena afluencia de gente que se han interesado y han comprado».

Reinares indicaba que «al principio hemos vendido los libros a 2 y 3 euros, el primer precio para los libros de bolsillo, y el segundo para los tomos mejor encuadernados. Además, había algunos que eran novedades, como el último Premio Nadal, que los hemos vendido a 12 euros, es decir, a mitad de su precio».

Al final se llegaron a vender en torno a 300 ejemplares, teniendo en cuenta que entre ellos había, también, CDs de música, cine y documentales. En cuanto a los marcapáginas, seguirán a la venta en dos librerías de la ciudad, una en la calle Mayor y la otra en el Paseo San Julián, «que colaboran desinteresadamente con esta iniciativa solidaria», señalaba la directora de la biblioteca.

Más

Fotos

Vídeos