Científicos del CSIC estudiarán restos orgánicos en las cuevas de Nájera

Las cuevas más inaccesibles serán las más productivas. ::

La finalidad de la investigación será el obtener datos fiables acerca de la naturaleza de dichas oquedades, así como de sus usos

Felix Dominguez
FELIX DOMINGUEZNÁJERA

Un grupo de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han visitado recientemente las cuevas de Nájera para realizar una primera toma de contacto sobre el terreno, de cara a realizar una próxima recogida de los posibles restos orgánicos que pueda haber en ellas, para posteriormente analizarlos con las últimas técnicas científicas y así poder llegar a conocer con el máximo grado de fiabilidad la razón de ser dichas cuevas y sus posibles usos en tiempos remotos.

Los científicos estuvieron acompañados en su visita por el director del Museo Histórico Arqueológico Najerillense, Javier Ceniceros, buen conocedor de las cuevas. Según indicaba éste, «la idea de estos investigadores es la de poder recoger restos orgánicos en las oquedades que son más inaccesibles y por lo tanto, en las que es más probable que se hayan podido preservar mejor algunos tipos de semillas u otros materiales orgánicos similares, los cuales, una vez estudiados en el laboratorio, podrían aportar datos sobre su antigüedad, así como acerca de para qué se construyeron dichas cuevas, y cuáles fueron sus usos».

No obstante, Ceniceros señalaba que la futura recogida de muestras «aún está por verse», ya que algunas de las grutas que tienen más probabilidad de conservar restos útiles para la investigación, «son las más difíciles de acceder y habrá que estudiar cómo hacerlo y si es posible, y es que a pesar de que los investigadores del CSIC ya tienen sus propios presupuestos, tal vez haya que cubrir algunos gastos, como en materia de maquinaria o similares».

Lo que sí que queda claro es que dentro de los planes que está llevando a cabo el Ayuntamiento de cara a poder abrir las cuevas a las visitas turísticas, añadiendo con ello un atractivo más a la ciudad, la posibilidad de poder contar con un mayor número de datos fiables para aportar a los visitantes, se presenta como algo muy positivo. Con ello, la visita a las cuevas podría ser un complemento al recorrido por otras partes del patrimonio najerino, con lo que los turistas permanecerían más tiempo en la ciudad.

Fotos

Vídeos