Murillo mejora su seguridad vial

Murillo mejora su seguridad vial

El Gobierno de La Rioja ha destinado unos 100.000 euros a mejorar las carreteras LR-259 y LR-261

LA RIOJA

El Gobierno de La Rioja ha destinado unos 100.000 euros a mejorar la seguridad vial en las carreteras LR-259 y LR-261, en Murillo de Río Leza. El consejero de Fomento y Política Territorial, Carlos Cuevas, ha visitado los trabajos de mejora, acompañado por el director general de Obras Públicas y Transportes, Carlos Yécora; y el alcalde de Murillo de Río Leza, José Ángel Lacalzada.

Cuevas ha resaltado que estas obras «van a contribuir a aumentar la seguridad vial tanto del tráfico rodado como de los viandantes», según ha detallado el Gobierno riojano en una nota que recoge Efe.

La primera de las actuaciones ejecutadas ha supuesto una inversión cercana a los 60.000 euros, ha sido realizada por la empresa Horaesa y ha contado con un plazo de ejecución de un mes.

El objeto de esta obra ha sido mejorar el cruce de la LR-259 con un camino agrícola, concretamente en la margen derecha del punto kilométrico 8,930, en las inmediaciones de uno de los extremos de las obras de construcción de la variante de Murillo de Río Leza. Esta es la intersección del corredor con un camino rural, que comunica las localidades de Agoncillo y Galilea, y su mejora redundará en que los vehículos agrícolas puedan incorporarse a la vía con mayores condiciones de seguridad.

Para ello, ha sido necesario acometer el desmonte y la limpieza del talud contiguo a la carretera, a lo largo de 115 metros lineales y la construcción de un muro de escollera para reforzar la contención del terreno situado en la parcela superior.

La obra se ha completado con la pavimentación de la zona y el acondicionamiento de unas pequeñas cuñas de incorporación hacia y desde la carretera.

Asimismo, se ha mejorado el drenaje de la carretera mediante la ejecución de una cuneta que puede ser franqueada con facilidad por los vehículos, en especial, los agrarios, y favorece la evacuación de las aguas pluviales.

Por último, se han repuesto las señales de tráfico afectadas por los trabajos en esta zona.

Acondicionamiento de la acera

Por otro lado, la segunda actuación ha consistido en el acondicionamiento de un tramo de acera al final de la travesía de la carretera LR-261 en dirección Ventas Blancas con el fin de reforzar la protección de los viandantes.

Estas obras han contado con un plazo de ejecución de dos meses y han sido ejecutadas por la empresa Construcciones Conter 2000 por un importe cercano a los 40.000 euros.

Este nuevo tramo de acera ha permitido prolongar a lo largo de 150 metros el itinerario peatonal existente hasta la fecha. Esta es una zona bastante frecuentada por viandantes para acceder a diferentes propiedades y terrenos particulares, así como a un área de recreo y descanso desde donde se llega a la ermita de Santa Ana.

Con la construcción de la nueva acera se incrementa la seguridad de los peatones y, al mismo tiempo, se ha logrado mejorar la evacuación de las aguas de escorrentía que discurren por la calzada mediante la instalación de rígolas y sumideros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos