Montessori busca su sitio en Ollauri

Infografía de la futura escuela de Ollauri. :: montessori haro/
Infografía de la futura escuela de Ollauri. :: montessori haro

Tras la buena acogida en Haro, la nueva escuela prevé un máximo de 110 niños y niñas

JÖEL LÓPEZ

Después de dos cursos, a Eva Barrasa el tiempo le ha dado la razón. Dirige 'Luz de Estrellas', el único espacio Montessori fuera de Logroño y tras la buena acogida quiere abrir otro centro en Ollauri.

Asegura que «hay que explicar bastantes cosas sobre esta metodología, pero el ejemplo es la mejor explicación». Barrasa afirma que la educación se basa en el alumno: «Es el niño el que pide el conocimiento que necesita». Para ello reconoce que el secreto es, tanto dentro como fuera de la escuela, «escuchar constantemente a los niños».

El objetivo es abrir la nueva escuela para el próximo curso. El proyecto necesita una inversión de un millón y medio de euros que se asegura por el número de familias que se vayan sumando a la futura escuela. La directora asegura que la respuesta es buena pero «se ha notado que hay sitios en los que no se conoce esta iniciativa». Hasta abril tienen tiempo para recibir adhesiones ya que en mayo «deben empezar las obras para que en septiembre empiecen las clases con normalidad».

Con esos precios ajustados quieren acabar «con el mito de que Montessori es elitista y caro». Barrasa insiste: «Es una metodología diferente que nada tiene que ver ni con el poder adquisitivo de las familias ni con la capacidad de los niños y niñas».

La nueva escuela acogerá a niños desde los 3 a los 12 años, un total de 110, divididos en tres grupos. Los niños de diferentes edades estudian juntos: «Se ayudan entre ellos y se sienten responsables de su conocimiento».

Carlota y Ángel son padres de una niña que empezó en el centro de Montessori en Haro el año pasado con unos talleres y este curso ya se ha cambiado: «Una de las diferencias es que la guía que está con ella le mira a los ojos y conoce muy bien a nuestra hija».

E insisten: «En el colegio tradicional estaba bien pero le faltaba algo; antes no hablaba de lo que hacía en clase y ahora no para de enseñarnos todo lo que ha aprendido».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos