El monasterio de La Piedad de Casalarreina revela su pasado

La apertura de la zanja ha dejado al descubierto que el suelo estaba más bajo que el actual. :: j.l./
La apertura de la zanja ha dejado al descubierto que el suelo estaba más bajo que el actual. :: j.l.

Una zanja en el perímetro del portal del templo para una obra de drenaje ofrece información sobre la construcción del edificio

Jöel López
JÖEL LÓPEZ

No siempre lo que se ve es todo lo que hay. El monasterio de La Piedad ha mostrado alguno de los secretos que guarda bajo sus pies. Esta semana se ha realizado una zanja alrededor del perímetro del portal del templo para mejorar la «respiración» del edificio en esa zona concreta. Pedro Álvarez, arqueólogo responsable en esta obra, asegura que la orientación Norte y las características de la piedra y de la tierra hacen que «la humedad no se vaya nunca y deteriore la piedra».

La cota sobre la que se construyó es más baja y se han sabido detalles hasta ahora desconocidos

La zanja realizada para la obra ha dejado al descubierto varias cosas interesantes que no se sabían. Álvarez explica que ahora se conoce que «la cota sobre la que se construyó era más baja que la actual. Una prueba de ello es la jamba de la puerta tapiada que hay a la derecha del portal. Está labrada y rematada bastante más abajo de lo que se pensaba.

Además, el hueco abierto frente a la puerta de entrada al monasterio, bajo el portal, ha descubierto el buen estado de los cimientos y el detalle labrado sobre una de las piedras que sujetan las columnas del portal. Esto incide en la idea de que antes el suelo estaba más bajo.

La diferencia entre la piedra expuesta y la oculta es llamativa.:
La diferencia entre la piedra expuesta y la oculta es llamativa.:

Y también da otra pista. Álvarez cree que entre la puerta de entrada y el final del portal había una inclinación que «seguramente se salvaría con alguna escalera».

El arqueólogo entiende que hay prioridades pero «sería bueno invertir en conocer más sobre este edificio porque tiene un rastro de vida que es interesante averiguar».

Bajo el suelo hay una inclinación entre los pilares y la puerta.
Bajo el suelo hay una inclinación entre los pilares y la puerta.

Esta zanja abierta permite colocar un elemento de aislamiento sobre el que se pondrá una tubería que canalice toda el agua y no se estanque y sobre ella, una capa de grava para que todo ese agua no se quede a los pies del monasterio.

Casalarreina culmina así un proyecto de renovación que, además de la mejora del drenaje del agua justo en el contorno del portal del monasterio, ha incidido en la reforma de la cubierta, que estaba bastante deteriorada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos