San Millán se convirtió por unas horas en escenario teatral y mercado artesano

Mayores y pequeños se divirtieron de lo lindo por la mañana jugando a ser artistas. :: F. D./
Mayores y pequeños se divirtieron de lo lindo por la mañana jugando a ser artistas. :: F. D.

El Festival de Artes Escénicas de La Rioja 'San Millán, escenario vivo' volverá a Yuso el próximo día 22

F. DOMÍNGUEZ

Los patios del monasterio de Yuso, en San Millán de la Cogolla, se convirtieron ayer en escenarios donde los artistas de diversos géneros mostraron sus habilidades, e incluso en el caso de los circenses se las enseñaron a niños y mayores. El recinto acogió también un mercado de productos artesanales, con lo que tanto quienes se acercaron a visitar los monasterios, como los que acudieron exprofeso a la cita del tercer Festival de Artes Escénicas de La Rioja 'San Millán, escenario vivo' pudieron disfrutar de unos atractivos que no son usuales en el cenobio cuna del castellano.

La organización ha querido este año rendir homenaje a los cómicos de la legua, aquellas compañías itinerantes que se trasladaban de un lugar a otro con todos sus bártulos a cuestas y haciendo escala en los pueblos, por lo que han decidido subtitular la edición como 'Los cómicos de la lengua'. Ayer, desde las 12 horas, la compañía de circo-teatro Malabaracirco transformó el patio ajardinado de Yuso en una pista circense, donde los mayores y los pequeños pudieron aprender las nociones básicas de algunas especialidades como el malabarismo, el funambulismo o el equilibrismo, entre otras, además del maquillaje de fantasía.

Desde primera hora de la mañana estuvo funcionando una feria de artesanía, además de talleres abiertos y gratuitos, clases de caligrafía medieval, masterclass de Comedia del arte y se pudo dar cuenta de un tentempié del Valle San Millán, con un bocatita de jamón de la localidad con tomate de huerta y aceite de Badarán. Ya por la tarde estaba prevista la actuación de Guantuguan Teatro y música con el grupo tradicional Mayalde.

Fotos

Vídeos