La Mesa de Alcaldes consensúa medidas para abordar la despoblación

El empleo es un "factor determinante" para afrontar el reto demográfico y las comunicaciones, en especial el transporte, son "un servicio esencial"

LA RIOJA

La Mesa de Alcaldes se ha reunido en Torrecilla en Cameros con el objetivo de consensuar un documento que incluya las medidas que han propuesto los alcaldes riojanos para abordar el problema de la despoblación.

Así lo ha explicado el presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, en un encuentro informativo previo a la reunión de la mesa, en la que se han puesto en común estas propuestas, según informa Efe.

El presidente riojano ha explicado que pretende que en 2018 se presente "un documento concreto" con esas medidas, que forme parte de la "Agenda de la población 2030" y en el que, ha destacado, "todos han podido participar", lo mismo que los agentes sociales y económicos y los partidos políticos.

Ha explicado que los presupuestos de la comunidad autónoma para 2018 incluyen medidas en todos los departamentos, que están en la línea de combatir la despoblación en los municipios riojanos y suman un importe de 121 millones de euros.

Cuatro líneas de trabajo paralelas

Ceniceros también ha informado a los alcaldes de las cuatro líneas de trabajo paralelas emprendidas por el Ejecutivo riojano, que son la constitución de los grupos de trabajo en el seno de la Mesa de los Alcaldes; las reuniones con regidores que no forman parte de la misma; la consulta pública ciudadana sobre la Agenda para la Población; y los encuentros con agentes implicados.

Las conclusiones del análisis realizado indican que el empleo es un "factor determinante" para afrontar el reto demográfico y las comunicaciones, en especial el transporte, son "un servicio esencial que debe adaptarse de forma efectiva a las necesidades de los vecinos de los distintos municipios", ha subrayado.

Ha destacado que las actuaciones vinculadas con el desarrollo de la infraestructura tecnológica en el medio rural, la atención a la población envejecida y las facilidades para construir o rehabilitar viviendas "son prioritarias para encarar el futuro".

El trabajo realizado hasta ahora indica que, en algunas zonas rurales, las formas de vida tradicionales basadas en la agricultura y la ganadería deben dar paso a la identificación de nuevas fortalezas que atraigan a la población, ha incidido.

Ha añadido que el patrimonio y los recursos naturales son factores que pueden fortalecer la situación de los municipios, por lo que es preciso "conjugar la defensa de los asentamientos de población con otras medidas que favorezcan la ocupación efectiva de territorio".

Otra de las conclusiones obtenidas, ha dicho, es que, al implementar medidas para afrontar el reto demográfico, hay que tener en cuenta la distancia geográfica de los municipios a los núcleos de población intermedios y grandes, así como si se ubican en una zona de sierra o en el valle del Ebro.

"Es importante aumentar la confianza en nuestros recursos y capacidades, fortalecer la imagen de nuestro territorio y mejorar la percepción del medio rural", ha resaltado Ceniceros.

Por su parte, la consejera de Presidencia, Begoña Martínez, ha detallado las conclusiones obtenidas y las medidas propuestas en relación con las veinte áreas objeto de diagnóstico, que son la natalidad y la familia; la conciliación de la vida laboral y familiar; la inclusión; los modos de vida; la normativa urbanística; las viviendas abandonadas o vacías; y la percepción del mundo rural.

A estas áreas se unen el empadronamiento; el aprovechamiento de los recursos naturales; los trámites al emprendimiento; el sector industrial; el relevo generacional en el sector agrícola y ganadero; las comunicaciones; la transformación digital; las escuelas rurales; la política de comarca o región; el corredor del Ebro "versus" la sierra; el turismo; el "efecto frontera"; y el envejecimiento.

Sobre el aprovechamiento de recursos naturales, se contemplan medidas como, por ejemplo, considerar la creación de instrumentos como el fondo de guarda y custodia del territorio y promover la revisión legislativa de la utilidad pública de los montes.

La mesa de los alcaldes también está integrada por el presidente de la Federación Riojana de Municipios, Roberto Varona, y los alcaldes de Logroño, Ajamil, Aldeanueva de Ebro, Alfaro, Anguciana, Arenzana de Abajo, Bezares, Camprovín, Cervera del Río Alhama, Ezcaray, Galilea, Matute, Pradejón y Santa Engracia del Jubera.

Además, participan los alcaldes de Santo Domingo de la Calzada, Torrecilla en Cameros, Villamediana de Iregua, Villarta-Quintana, Villoslada de Cameros, Viniegra de Arriba y Zarzosa.

Estos 21 alcaldes han sido seleccionados para formar parte de la mesa porque sus municipios presentan alguno o varios de los factores que inciden en la realidad demográfica de La Rioja, como son la población envejecida, la dispersión poblacional o la alta tasa de inmigrantes, entre otras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos