El manteo a la orilla del Urbión, en la ermita de San Millán

Durante el segundo sábado del mes de agosto, en Viniegra de Abajo se celebra una romería que conduce a los viniegreses y cuantos se quieran sumar, por una senda que transcurre paralela al río Urbión. Un afluente del Najerilla que discurre entre las casas de la localidad, hasta la Ermita de San Millán, situada junto a la ribera del cauce, como a una hora andando desde la carretera, donde el río Ormazal desemboca en el Urbión.

Una vez en la ermita, los viniegreses asisten al acto religioso en el pequeño templo y como es natural, dan cuenta de un copioso almuerzo que los cuerpos agradecen tras la caminata que tendrá, horas más tarde, un segundo capítulo con el paseo de vuelta.

Durante esta romería se tiene la costumbre de realizar manteos a los jóvenes, un pasatiempo divertido cuyo origen se desconoce, pero que supone uno de los momentos más celebrados de la jornada en el monte.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos