Limpieza del cauce del Leza en Murillo

Limpieza del cauce del Leza en Murillo

El objetivo era reponer los continuos efectos de las avenidas del río Leza en su margen izquierda

LA RIOJALogroño

El servicio de Obras Hidráulicas del Gobierno de La Rioja ha destinado más de 58.000 euros al proyecto de limpieza, mejora y consolidación del cauce en los márgenes del río Leza a su paso por la localidad de Murillo.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore, ha visitado hoy esta actuación, desarrollada para solventar los problemas de estabilidad que afectaban a los taludes en la ribera del Leza, especialmente durante los episodios de avenidas del río, ha informado el Ejecutivo regional en una nota recogida por la agencia Efe.

El objetivo de estos trabajos era "reponer los continuos efectos de las avenidas del río Leza en su margen izquierda, junto al Camino de Media Luna", ha explicado Nagore, quien ha estado acompañado por el director de Calidad Ambiental y Agua, José María Infante, y el alcalde de la localidad, José Ángel Lacalzada.

Este camino es la vía de acceso a numerosas fincas y huertas de uso recreativo, por lo que se ha se ha incrementado y protegido su ancho con el fin de eliminar posibles riesgos de caída al río Leza en la margen izquierda.

El proyecto de acondicionamiento ha tenido diferentes fases, de modo que primero se ha colocado una escollera de protección de 48 metros de largo y 5 de altura en la margen izquierda del río.

También se ha ampliado el cauce en su margen derecha mediante retranqueo y retaluzado en un espacio de cien metros donde se colocado un estaquillado de sauce.

Además, se ha previsto la recogida y conducción de vertido de dos tomas de aguas pluviales y la prolongación de las conducciones de excedentes de regadío de la zona.

Con estas obras, realizadas por Estudios y Contratas Silvícolas, se ha reforzado con suelo seleccionado y zahorra artificial la plataforma del Camino de Media Luna a lo largo de 40 metros, con un ancho de 5 metros y se ha instalado una barandilla de madera tratada como protección para vehículos.

Una vez finalizadas estas actuaciones, ha destacado Nagore, se incrementa la capacidad de evacuación del río en la zona dejando sin afecciones cualquier avenida de agua cercana a los 200 metros cúbicos por segundo, correspondiente a una avenida de 50 años de periodo de retorno, y mitigando las afecciones producidas para avenidas superiores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos