Lardero estalla de alegría e ilusión

El cohete anunciador sube al cielo de Lardero ante la atenta mirada del alcalde, Juan Antonio Elguea, y las tres Majas. :: justo rodríguez
El cohete anunciador sube al cielo de Lardero ante la atenta mirada del alcalde, Juan Antonio Elguea, y las tres Majas. :: justo rodríguez

El disparo del cohete festivo da inicio a seis días de diversión en honor a San Pedro y San Marcial

PILAR HIDALGO

San Marcial es una institución en Lardero. Pero antes de que la localidad se entregara ayer a seis días de diversión en honor a San Pedro y San Marcial, la localidad agasajó a este último, su patrón más querido y venerado.

Además

La basílica de San Marcial albergó la misa y última escala de la novena del santo. Multitud de 'cigüeños' acudieron a este acto, que precedió a la imposición de las bandas a las Majas. Luego una procesión encabezada por el estandarte de la Cofradía de San Marcial y peñistas del santo condujo a este patrón hasta la iglesia parroquial, en donde permanecerá hasta el Domingo de Majas. Lo arropaban decenas y decenas de ciudadanos.

PROGRAMA PARA HOY

11 horas
Pasacalles.
12 horas
Procesión en honor a San Pedro y misa solemne.
18
30 horas. Encierros simulado e infantil.
19 horas
Encierro de reses bravas y fiesta de la tercera edad.
20
30 horas. Degustación de bocadillo de panceta con pimientos.
21 horas
Sesión de baile.
22
30 horas. Toro de fuego.
00
45 horas. Verbena.

Para entonces San Marcial ya había intercedido por sus 'cigüeños' y dispersó del cielo de Lardero las nubes que amenazaban lluvia tan sólo unos minutos antes.

En la parroquia de San Pedro, el emblemático patrón recibió la primera de las muchas y multitudinarias muestras de cariño que los vecinos de Lardero le dispensarán en los próximos días. En una iglesia llena hasta la bandera, fueron pasando en grupos numerosos ciudadanos que se dirigían al altar para rodear la imagen del santo obispo de ramos de flores. La mayoría eran niños de corta edad, entre los que el párroco, Pedro Rosales, trató de prender el afecto que muchos en Lardero profesan a San Marcial. De modo que les instó a decir cada vez que subían al altar 'San Marcial, te queremos'; o de lo contrario, no podrían depositar su ramo.

Los 'cigüeños' más menudos cumplieron a la perfección el cometido y ni uno quedó sin manifestar su cariño por San Marcial. Ya envuelto en flores y henchido de satisfacción por el amor de los suyos, este patrón dejó ir a los 'cigüeños' a la plaza de España para que, con el disparo del cohete, diera inicio la parte más lúdica de la primera jornada festiva. En agradecimiento, los de Lardero aún le cantaron su himno al santo.

La espera de doce meses estaba pronta a terminar minutos antes de las nueve de la noche. La plaza de España se encontraba tan llena de gente que a alguno se le escuchó aquello de '¡no vamos a caber!'.

Cuando a la balconada del Ayuntamiento asomaron el alcalde, las Majas y numerosos miembros de la Corporación municipal, los jóvenes ya difícilmente contenían las ganas de fiesta. Por si los 'cigüeños' necesitaran más alicientes, las Majas animaron a sus vecinos en el pregón «a divertirse y vivir unos días de alegría e ilusión». Luego tomó la palabra el regidor, Juan Antonio Elguea, quien pronunció los cinco vivas previos al cohete: por San Pedro, San Marcial, Lardero, La Rioja y España.

Para cuando éste estalló en el cielo, la algarabía ya se había adueñado de Lardero. Por si acaso aún se lanzaron varios cohetes más. Y es que, ya lo subrayó el primer edil, «son jornadas para disfrutar al máximo».

Fotos

Vídeos