Lardero le baila a San Marcial

San Marcial se pasea por Lardero arropado por sus cofrades, los danzadores y una multitud. :: p. h./
San Marcial se pasea por Lardero arropado por sus cofrades, los danzadores y una multitud. :: p. h.

La multitudinaria procesión, con la danza del santo, centró los actos del 'día grande' de las fiestas patronales

P. HIDALGO

Lardero le baila a su venerado San Marcial sólo dos veces al año. De ahí que la procesión por el día de su festividad, y que recorre las calles del casco antiguo, resulte multitudinaria. Ayer no fue una excepción.

Numerosos 'cigüeños', vestidos con sus mejores galas, se apostaron en las márgenes del itinerario para acompañar a la imagen más querida en Lardero en el 'día grande' de las fiestas de San Pedro y San Marcial.

La presencia de este último no sólo congregó a muchísimos vecinos, sino también a un buen número de autoridades. Entre ellas, el presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros; la presidenta del Parlamento regional, Ana Lourdes González; la consejera de Presidencia, Begoña Martínez Arregui; y el alcalde de Lardero, Juan Antonio Elguea; además de regidores y ediles de otros municipios del entorno.

Miembros de la Gran Cofradía de Limoges que venera la imagen participaron en la comitiva

También atrajo a visitantes, ya que en la cabeza de la comitiva se podía distinguir a varios miembros de la Gran Cofradía de San Marcial de Limoges (Francia), con la que está hermanada la de Lardero y que rinde tributo al mismo santo obispo. Dado su rango, hasta el nuevo prelado de la Diócesis de La Rioja, Carlos Escribano, quiso participar en esta gran muestra de cariño del pueblo de Lardero hacia este patrón.

Y es que desde que la localidad recuperó la danza del santo allá por los 80 son cada año decenas y decenas de jóvenes los que le bailan a San Marcial, dando vida a una de las procesiones con mayor número de danzadores de La Rioja. Así volvió a ocurrir ayer cuando unas 35 parejas de chicos y chicas reeditaron los pasos de esta coreografía que quedó en el olvido en la década de los 30 y que medio siglo después se retomó con una fuerza insólita.

Para este patrón se abrieron en abanico a la salida de la iglesia, dejándole paso, y lo condujeron de vuelta tras recorrer la zona histórica para que se celebrara la misa en su honor. La danza, marcada por los sones de las gaitas, volverá a desplegarse por las calles de Lardero mañana, Domingo de Majas. Será para arropar a San Marcial hasta su basílica, en donde esperará a sus danzadores hasta junio del 2018.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos