El vivero dará sus frutos en verano

El vivero cuenta con cinco despachos que comparten una zona común de reprografía con la aceleradora de empleo. :: j. lópez/
El vivero cuenta con cinco despachos que comparten una zona común de reprografía con la aceleradora de empleo. :: j. lópez

Las empresas elegidas ocuparán los cinco despachos disponibles a partir de junio

JÖEL LÓPEZ

El proceso administrativo para escoger a las empresas o autónomos que se instalarán en uno de los cinco despachos habilitados en el vivero de empresas de Haro ya está en marcha. Eduardo López, agente de promoción de empleo y desarrollo local de la ciudad jarrera, apunta que ya ha habido varias empresas que se han puesto en contacto para solicitar información sobre los trámites necesarios para optar a uno de esos despachos. Si bien reconoce que no es una cantidad elevada, recuerda que el plazo «acaba de empezar y lo que importa es quien haga la solicitud».

Las entidades que opten a utilizar este espacio municipal deben estar en vías de constitución o, en caso contrario, que hayan comenzado a funcionar formalmente en los dieciocho meses anteriores, entre otros requisitos. Para presentar esta primera solicitud, los interesados cuentan con un plazo de tres meses -que comenzó a contar el pasado 25 de enero- y deberán elaborar un plan de viabilidad del proyecto empresarial, necesidades, objetivos y sector en el que desarrollan su actividad económica.

A finales de abril, una vez que se complete el plazo de inscripción, se abrirá un proceso de selección que se prolongará durante dos meses, tiempo en el que el comité designado elegirá a las cinco empresas que podrían entrar a trabajar en el vivero a partir del mes de junio.

El Ayuntamiento de Haro ya ha recibido peticiones de información de varios interesados

Eduardo López asegura que una vez que las empresas estén instaladas en el vivero, un comité de seguimiento «visitará el espacio cada tres meses para verificar que todas las empresas están haciendo uso de sus despachos».

Mientras tanto, la agencia puede seguir recibiendo solicitudes que serán valoradas y que podrán ocupar un espacio cuando las primeras empresas seleccionadas agoten el plazo de estancia en el vivero. Y es que los proyectos podrán permanecer en el vivero durante un plazo de seis meses, ampliable a otros tres períodos de seis meses cada uno, hasta un total de dos años, previo informe positivo del comité de seguimiento.

Durante el primer año, la estancia será completamente gratuita, salvo algunos servicios como el teléfono. A partir del segundo ejercicio se establecerá una cuota pública en concepto de alquiler que aún está por determinar.

El pasado miércoles, el consejero de Educación, Formación y Empleo, Alberto Galiana, visitó las instalaciones y apuntó que «es una iniciativa que da buenos resultados porque fomenta una forma de trabajar en red de empresas innovadoras que es enriquecedora para todas las partes». Laura Rivado, alcaldesa de Haro, destacó que en el mismo espacio se encuentran el vivero y la aceleradora de empleo por lo que «las sinergias van a ser inevitables».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos