Toda la vida entregada al vino

Los 'Abuelos del Vino' recibieron su homenaje durante el concurso de condimentación de caracoles

Cristina Valderrama
CRISTINA VALDERRAMAHaro

La amenaza de lluvia constante desapareció por la tarde y salió el sol para acompañar a los jarreros en una cita llena de actos en los Jardines de la Vega. Porque el 26 de junio sabe a caracoles. Y también a vino. Y es el día elegido para homenajear a esas personas que dedican su vida a hacer más grande el vino que elaboran las bodegas de Haro.

Desde hace muchos años, el Ayuntamiento de Haro rinde homenaje a cinco personas que han trabajado en las firmas bodegueras jarreras. Suman sus años trabajados más sus años y así cada edición eligen a los cinco 'Abuelos del Vino'.

Este año han sido cuatro hombres y una mujer los que han recibido su agradecimiento por tantos años de dedicación. Abel Gómez Alonso estuvo trabajando en Bodegas CVNE mientras que Santiago Mijancos Gutiérrez, Basilio Barrasa Alonso, David Núñez Vallejo y Olivia Uriarte Olarte lo hicieron en las instalaciones ya cerradas en Haro de Bodegas Paternina.

Cada uno de ellos recibió un diploma acreditativo en el que aparece reconocido como 'Abuelo del Vino' por «los servicios prestados en la elaboración del vino de Rioja». Y las Jarreras Mayores y los concejales de la corporación les fueron entregando un obsequio además de colocarles el pañuelo de fiestas.

Todo ante la atenta mirada de familiares y amigos que comparten un día muy emotivo. Un día en el que se premia toda una vida dedicada a los diferentes trabajos en la bodega, en la viña. Años entregados a hacer más grande el vino de Haro.

Y la entrega siempre coincide con el concurso de condimentación de caracoles. Porque este plato tradicional de las fiestas de Haro marida estupendamente con el vino de Rioja. Y más en un día como ayer. Ocho cuadrillas se apuntaron al concurso. Cuadrillas numerosas que pusieron su toque de color y también de sabor al concurso.

El público aguantó la hora de cocinado mientras se iban entregando los premios de los concursos de los carteles de fiestas. Y la espera tuvo su recompensa ya que los jarreros pudieron degustar los caracoles recién condimentados. Finalmente el primer premio fue para Montserrat Díaz y el segundo para la Asociación de Padres Grupo Tibevega.

La tarde en la Vega también dio para degustar el queso y las morcillas de Montse que reparte la peña Cachondeo. Y para participar en el concurso de lanzamiento de gavillas que organizó la Kel del Calón. Niños y mayores probaron con el tamaño grande o el pequeño para lanzarlo bien lejos y llevarse una de los trofeos que había de premio.

Y hoy será día de batalla, la primera de las fiestas de San Juan, San Felices y San Pedro y protagonizada por los más pequeños en las campas del Ferial.

Fotos

Vídeos