Trabajo para Cruz Roja, controles y autobuses

La Batalla del Vino se celebró sin incidencias destacables aunque los efectivos de Cruz Roja siempre tienen trabajo. Caídas, alguna desde un remolque, y cortes suelen ser el parte habitual de una mañana que transcurrió con normalidad. También la Cruz Roja tuvo que dar atención a un par de personas en la plaza de la Paz durante las vueltas.

Y los que bajaron de San Felices con sus vehículos se encontraron con controles de alcoholemia. La mayoría de los romeros opta por subir en los cinco autobuses que habilita el Ayuntamiento de Haro y que están realizando viajes continuos de las 7 hasta las 11.30 horas.

Fotos

Vídeos