¿Qué sucede con la Banda de Música?

Actuación de la Banda Municipal de Música de Haro durante la ofrenda floral a la Virgen de la Vega el pasado mes de septiembre con apenas una veintena de músicos. :: D.M.A./
Actuación de la Banda Municipal de Música de Haro durante la ofrenda floral a la Virgen de la Vega el pasado mes de septiembre con apenas una veintena de músicos. :: D.M.A.

El Ayuntamiento de Haro ha sancionado a la asociación que integran los músicos con 13.207,31 euros | La ausencia de algunos músicos a los ensayos y actuaciones ha provocado la imposición de cinco faltas leves y una grave

D.M.A

La asociación Banda de Música de Haro acumula ya 13.207,31 euros en sanciones, 7.280 euros por faltas leves establecidas debido a la ausencia de algunos músicos a ensayos entre los meses de mayo y octubre de este año y 5.927,31 euros por faltas graves a causa de ausencias a actuaciones entre los meses de mayo y agosto. Y aún puede haber más sanciones, al menos una leve por posibles ausencias a ensayos de noviembre y otra grave por ausencias a actuaciones entre septiembre y noviembre. Es llamativo que un Ayuntamiento como el de Haro establezca estas sanciones, pero hay que entender que una cosa es la Banda Municipal de Música, como entidad con 150 años de historia, y otra los músicos que han formado parte de la misma hasta el vencimiento del contrato, el pasado jueves.

«Los contratos deben ser cumplidos, los informes están sobre la mesa y debemos tomar decisiones, aunque no nos gusten», ha declarado el teniente de alcalde de Haro, Javier Redondo, quien argumenta que la asociación percibe «un dinero público que debe justificar». Y, al parecer, las justificaciones que presenta al Consistorio no son suficientes. No hay gastos y el número de músicos, que deberían ser 46, en ocasiones no son suficientes. De hecho, ha habido algunas actuaciones en las que los músicos no han superado los veinte miembros.

En el año 2013 el Ayuntamiento de Haro firmó un contrato de servicio con la asociación Banda de Música de Haro con el fin de regularizar las asignaciones económicas que perciben los músicos por su labor. El anterior equipo de Gobierno (PP) adjudicó a esta entidad el contrato negociado y sin publicidad por un valor de 492.000 euros (exentos de IVA) a percibir mediante facturas mensuales. La conformación de una entidad legal que representaba a los músicos, y de la que quedaba fuera el director, Ricardo Chiavetta (funcionado del Ayuntamiento de Haro), permitió la regularización de las asignaciones económicas a los miembros de la Banda Municipal de Música de Haro.

«Los contratos deben ser cumplidos, los informes están sobre la mesa y hay que tomar decisiones»«El contrato que había no era el adecuado para el servicio y el colectivo», afirma Javier Redondo

La entidad la presidió en un primer momento Ainara Barquín, hasta que presentó su dimisión a finales del 2016. La sustituyó Ascensión Alonso hasta el pasado mes de junio, quien, junto a su directiva, presentó igualmente su dimisión. Desde entonces la asociación la dirige una junta gestora con la que Diario LA RIOJA se ha internado poner en contacto en numerosas ocasiones, sin conseguirlo. En octubre los músicos, que se encuentra divididos, emitieron un comunicado en el que aseguraban sentirse «menospreciados por parte del Ayuntamiento de Haro», y aunque reconocían que «la asociación Banda de Música de Haro no está en su mejor situación ni clima de trabajo», también achacaban este problema al Consistorio «no sólo a nivel económico, si no también social y personal».

El caso es que, extinguido ya el contrato con la asociación, se abre un nuevo frente para la próxima temporada. Redondo plantea que «el contrato que había no era el adecuado para el servicio y el colectivo» y advierte de que «ya tengo lista una propuesta». Primero la dará a conocer a sus compañeros de equipo de Gobierno, y parece ser una apuesta por la profesionalización de la Banda Municipal de Música.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos