Sentido único para la calle Navarra

La calle Navarra, vista desde la plaza de la Paz de Haro. :: /Diego Marín A.
La calle Navarra, vista desde la plaza de la Paz de Haro. :: / Diego Marín A.

Las obras de reurbanización de la vía cortan el tráfico para eliminar la doble dirección

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Logroño

La calle Navarra ha sido cerrada al tráfico y probablemente ya no se vuelva a poder circular en vehículo sobre ella en dos direcciones, como hasta ahora. Las obras de reurbanización que se han contemplado junto a las calles Atalaya y San Felices, además de la renovación de redes de abastecimiento, propiciarán que la vía se convierta en una entrada a la plaza de la Paz. Por tanto, cuando se finalicen las obras y se reabra la calle Navarra, por ella, en coche, sólo se podrá circular en sentido ascendente, desde Ingenieros del MOPU hacia la plaza de la Paz.

No obstante, y mientras duren las obras, todavía será transitable en sentido descendente el tramo entre la plaza y la calle San Felices para favorecer el acceso a sus viviendas a los vecinos de la zona que pueden acceder desde la calle Arrabal. «Hasta que no se terminen las obras no creemos que se pueda reabrir la calle al tráfico», declaró ayer el concejal de Obras, Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento de Haro, Javier Redondo, quien también explicó que la intervención se ha retrasado «por culpa de las lluvias, que complica el trabajo y lo ralentiza».

En este sentido, Javier Redondo aseguró que las obras en las calles Navarra, San Felices y Atalaya no han encontrado ningún otro problema que no haya sido la climatología, todo lo contrario que en la intervención de la plaza de la Paz, que ya partió de un contratiempo administrativo que retrasó dos meses la adjudicación del contrato. «Las obras que se realizaron allí anteriormente fueron un horror, las tuberías y comunicaciones no estaban bien, pero poco ha ocurrido con respecto a lo que podría haber pasado», advirtió el concejal de Obras, Urbanismo y Vivienda.

El Ayuntamiento de Haro adjudicó la obras de reurbanización y renovación de las redes de abastecimiento de las calles Navarra, San Felices y Atalaya a la empresa riojana Qoda por 256.587,20 euros (IVA incluido), la misma que realiza la intervención en la plaza de la Paz, en tal caso por un importe de 204.260, 06 euros, y que, por otra parte, construye por iniciativa privada un hotel en la misma zona. En la presentación del proyecto, el pasado mes de agosto, el Consistorio harense ya anunció que ampliaría las aceras de la calle Navarra manteniendo los aparcamientos, a fin de adecuar el acceso al aparcamiento del Ferial, y eliminando los contenedores subterráneos en desuso.

«También se incluye la reurbanización de las conocidas como escaleras de Orive con una nueva canalización, iluminación, pintura... En su día ya se urbanizó en parte, con motivo de la construcción de una casa, y ahora pretendemos completar la adecuación de la zona», detalla Redondo. Sólo falta que comience la renovación de redes del puente sobre el río Tirón, adjudicada en octubre por 82.025 euros y que se ha retrasado por una mejora consultada con Patrimonio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos