La segunda parte del estudio, la sociológica, está «paralizada»

D. M. A. HARO.

El Ayuntamiento de Haro tiene el objetivo de revitalizar el casco antiguo. Por un lado, la plaza de la Paz, la Atalaya, La Herradura y la iglesia de Santo Tomás son algunos de los puntos de interés turístico más importante de la localidad y, por otra parte, basta con cruzar una calle en cualquiera de esas zonas para toparse con un espacio muy deteriorado, abandonado o en ruina. La construcción de la nueva plaza El Feo, la reforma del mercado, la restricción del paso de vehículos a la plaza de Santo Tomás y la construcción de un aparcamiento en la calle Santiago son algunas de las iniciativas del Consistorio harense para revitalizar el casco histórico de la localidad.

No obstante, la segunda parte del estudio sobre el casco antiguo está «paralizado». Sobre este asunto preguntó la concejala popular en la oposición del Ayuntamiento de Haro, Francisca Castillo, durante el apartado de ruegos y preguntas del pleno municipal celebrado el pasado jueves. El edil de Obras, Urbanismo y Viviendas se refirió a este hecho al final de la rueda de prensa ofrecida ayer: «Es una decisión que hubo que tomar porque son dos partes paralelas pero que no van a la misma velocidad». Para Redondo, el Ayuntamiento realiza un seguimiento de los solares y la rehabilitación del casco antiguo que «está yendo bien, pero más rápido de lo que puede funcionar la parte sociológica». «Hemos entendido que, de momento, no estamos maduros en ese sentido, sobre todo en la zona antigua, y por eso lo hemos paralizado, pero es fundamental».

Fotos

Vídeos