Recorrido otoñal por los Obarenes

Otoño. El paisaje ya mostraba los colores propios de esta estación del año./Diego Marín A.
Otoño. El paisaje ya mostraba los colores propios de esta estación del año. / Diego Marín A.

La ruta senderista partió de San Felices y recorrió las salinas, las cuevas y el monasterio de la Herrera, además de la cueva del Santo

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Haro

Los montes Obarenes fueron ayer el escenario de un nuevo paseo saludable organizado por el Ayuntamiento de Haro con la colaboración de asociaciones locales como Toloño, la Deportiva Haro, Bilibio y los Amigos del Camino de Santiago. El punto de encuentro en esta ocasión fue el aparcamiento del polideportivo El Ferial de Haro, desde donde un grupo de medio centenar de personas se desplazó en coches hasta San Felices.

Desde el puente de la AP-68 la ruta senderista comenzó en paralelo a la vía, adentrándose en territorio burgalés en dirección a Miranda de Ebro. El recorrido, de unos 10 kilómetros, se alargó unas cuatro horas puesto que hubo muchos puntos interesantes en los que detenerse. El primero de ellos fueron las antiguas salinas de Herrera y después, las cuevas de Herrera. El almuerzo se produjo a las puertas del monasterio de la Herrera, un precioso enclave situado en medio de los montes Obarenes. Como no estaba abierto, los participantes en la marcha tuvieron que conformarse con descansar en la puerta del monasterio.

El regreso se realizó por la preciosa senda de los Abades, siempre con las explicaciones botánicas de Jesús Barrio y en esta ocasión, de nuevo, con algunos apuntes históricos ofrecidos por Carlos Mena. También asistió, como es habitual, el organizador de estos paseos saludables, el concejal del Ayuntamiento de Haro, Manuel Gasalla. Para acabar, el grupo ascendió a la cueva del Santo.

«Hay gente que ha venido expresamente al paseo después de haber participado en alguno anterior de verano. Y si la gente repite, es que está genial», valoraba al acabar el propio Manuel Gasalla.

Fotos

Vídeos