Un real decreto abre la puerta a la edificación parcial en el barrio de la Estación de Haro

Vista panorámica del barrio de la Estación de Haro, con la niebla echándose sobre los Riscos de Bilibio al fondo, desde la Atalaya, esta misma semana. :: /Diego Marín A.
Vista panorámica del barrio de la Estación de Haro, con la niebla echándose sobre los Riscos de Bilibio al fondo, desde la Atalaya, esta misma semana. :: / Diego Marín A.

Tras una reunión con la CHE, Laura Rivado expone, «satisfecha», que «ahora puede haber una vía de escape para la expansión de las bodegas»

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Logroño

El pasado jueves el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Haro se reunió en Zaragoza con responsables de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) para abordar el problema de que buena parte del barrio de la Estación fuera declarado en el 2016 zona de dominio público hidráulico como parte del cauce del río Tirón. Esta medida, tomada por el cambio de una normativa europea, impedía la edificación en el emblemático espacio de Haro, donde se encuentra la mayor concentración de bodegas centenarias del mundo. De hecho, algunas bodegas como CVNE, López de Heredia y Muga contaban con planes de expansión de sus instalaciones y esta incidencia les empujó meses atrás a presentar una reclamación ante el Consistorio de Haro, el Gobierno de La Rioja y la propia CHE.

Las sensaciones al término de la cita fueron buenas y la alcaldesa de Haro, Laura Rivado, se mostraba ayer «satisfecha». La reunión fue solicitada desde hace tiempo, meses atrás, por el equipo de Gobierno de Haro, que remitió «varias cartas» a la CHE hasta que, por fin, «este pasado jueves nos dieron audiencia en Zaragoza». Laura Rivado estuvo acompañada del concejal de Cultura y Turismo, Leopoldo García, y dos abogados que ejercen de asesores jurídicos del Ayuntamiento y de las bodegas harenses, Javier Crespo y Antonio García Laso.

Ante el informe de inundabilidad del barrio de la Estación de Haro realizado por la CHE, Rivado expuso la posibilidad de aplicar el real decreto 638 del 19 de diciembre de 2016, por el que se modifica el reglamento de dominio público hidráulico. «Estamos avanzando en solventar los problemas ocasionados tras la emisión del informe de inundabilidad. Ahora, y acogiéndonos a las normas existentes, esperamos poder contar con el visto bueno de la CHE para acometer las actuaciones previstas en el barrio de la Estación», declaró ayer la alcaldesa de Haro. Y es que, donde antes la puerta estaba cerrada, ahora parece abrirse cuando menos una rendija. Hay luz.

«Ahora puede que sí se pueda construir, pero con condicionantes», afirmó la alcaldesa de Haro

«Estamos satisfechos porque donde antes nos encontrábamos un no rotundo, ahora, con el real decreto, tenemos que ver cómo nos puede afectar exactamente», expuso Rivado. Eso supone que, aunque quizá no se pueda construir todo lo planteado, sí se pueda edificar, al menos en parte: «Ahora puede que sí se pueda construir, pero con condicionantes, ahora puede que haya una vía de escape para la expansión de las bodegas del barrio de la Estación». «No se puede estrangular este espacio tan emblemático de la ciudad», sentenció Rivado. Es más, dos de las bodegas solicitaron tiempo atrás licencia de obras para ampliar sus instalaciones, proyectos paralizados, precisamente, por este hecho. Y también está paralizada la modificación del Plan General Municipal por este mismo motivo.

La intención del Ayuntamiento de Haro es transmitir lo hablado con la CHE a las bodegas del barrio de la Estación, aunque estas estaban representadas en la reunión de Zaragoza por los abogados Javier Crespo y Antonio García Laso. La negociación en torno a la interpretación del real decreto 638 seguirá su curso y el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Haro espera «avanzar en la dirección apropiada». «El respeto por el medio ambiente es una máxima compartida por las empresas de la zona y por el propio Ayuntamiento Haro», advierten los responsables del Consistorio.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos