«Me queda ser abuelo», afirma Lucas Salazar

«Me falta ser abuelo y alguna cosita más. ¡Siempre queda algo por hacer!», declaró Lucas Salazar minutos después de ser proclamado alguacil de las fiestas del barrio Las Huertas de Haro. Para él fue, si cabe, una sorpresa mayor puesto que no es del barrio: nació en pleno casco antiguo de Haro, en la calle San Bartolomé, hace 57 años. No obstante, Salazar siempre ha sido un colaborador de cuanto eventos se han realizado en Haro, fueran las fiestas programadas por el Ayuntamiento del que fue concejal o las de los barrios y cofradías. De ahí este nuevo reconocimiento, la concesión de un título honorífico y simpático como es el de alguacil, que conlleva como galardón una caricatura dibujada por el pintor José Uríszar.

«Siempre he ayudado tanto a la organización de antes como a la de ahora, aunque fuera montando mesas y sin compromiso», recordó Salazar. Por eso confesó que su proclamación fue una auténtica «sorpresa»: «No me lo esperaba porque yo vengo todos los años. Me ha extrañado ver a mis hermanas...». Como curiosidad, Lucas no estaba en la sala cuando fue presentado como nuevo alguacil. «Me había salido porque hacía un calor insoportable dentro cuando empezaron a explicar mi vida... Aunque al principio pensaba que era alguien de la coral, la madre de Lucy, y me he alegrado pensando que fuera ella. Después me he dado cuenta de que era yo», admitió. Y aunque declaró que «no me gusta destacar, tampoco les vas a hacer un feo: estoy orgulloso y motivado».

Fotos

Vídeos