«Me da una pena tremenda que se acabe porque me lo estoy pasando genial»

Ana María Domínguez Gago es la Jarrera Mayor 2017. ::
Ana María Domínguez Gago es la Jarrera Mayor 2017. :: / Diego Marín A.

La terapeuta del centro de día de Haro afronta sus segundas fiestas del año como Jarrera Mayor Ana María Domínguez Gago Jarrera Mayor

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Haro

La terapeuta ocupacional del centro de día de Haro se dispone a vivir las fiestas de la Virgen de la Vega que comienzan la semana que viene como Jarrera Mayor. Salmantina de 28 años, lleva seis residiendo y trabajando en Haro. También es intérprete de la lengua de signos.

-¿Por qué quiso presentarse a la elección de Jarrera Mayor?

-A primera hora, en el centro donde trabajo, hay una actividad que es 'Lectura de prensa' para la orientación a la realidad. Como muchos mayores no pueden leer, les leo yo Diario LA RIOJA en alto, comentamos y debatimos las noticias. Y un día la noticia era, precisamente, que se abría el plazo de inscripción para participar en la elección de Jarreros Mayores y que no había límite de edad por arriba. Ellos tienen 60 y tantos, 90 años... y bromeé con ellos para que se presentaran pero al final me animaron a mí. Al principio yo no quería, pero acabó siendo como una actividad conjunta. Me presenté pensando que no iba a salir, porque no soy de aquí, pero a las señoras, que sí son de aquí, les hacía mucha ilusión e iban a misa a ponerme velas. Les vino súper bien, estaban entretenidas y les orientaba bien porque sabían que llegaban las fiestas. Al final, a mí me está haciendo ilusión, pero a ellas, mucho más. Algunos, que no salían de casa, han ido a la procesión por verme.

-No se arrepiente, por tanto, ¿no?

-No. Me presentaría todos los años, si pudiera. De hecho, animo a todo el mundo a que se presente porque es genial. Es un estrés y tienes que dosificar porque, si no, el cuerpo no te da. Vives más las fiestas por el día. Y no las vas a volver a vivir así porque no vas a subir al balcón, tirar el cohete...

-Los mayores del centro de día de Haro estarán orgullosos, ¿no?

-Sí. Cogen el libro de fiestas, ven las fotos y lo quieren llevar a casa para enseñarlo. Les quiero mucho, paso con ellos nueve horas al día, les llamo «mis abuelos» y es guay que estén contentos por algo. Mola mucho, la verdad. Algunas señoras me hicieron llamarlas el día de la elección por la noche para informarles.

-No tanto como ellos, pero usted también parece mayor para el cargo de Jarrera Mayor, al menos en comparación con otros años y con sus propias damas de honor...

-Sí, me salgo de los cánones de media de edad de los Jarreros Mayores, que parece que siempre están esperando cumplir los 17 o 18 años para presentarse, pero como no había límite de edad por arriba... Y sí se nota, de hecho, mis damas (Aída Menéndez y Ana Rosa Alonso) tienen 17 y 18 años y yo tenía 27 años cuando me presenté, aunque ahora he cumplido 28. Yo he roto el esquema y estoy segura de que los próximos años se va a presentar gente más mayor.

-No tiene Jarrero Mayor, pero casi, Rai, su pareja, ejerce como tal.

-Lo hemos nombrado 'Jarrero adjunto'. Está por todos los lados, nos lleva en coche, espera... El pobre siempre está ahí.

-¡Que se hubiera presentado!

-¡Ya! Pero no puede, él trabaja en Logroño y no puede todos los días.

-¿Cómo fueron las primeras fiestas, las de junio?

-Genial. Tienes que llevar un control terrible por el vestuario y el estrés. Aun así, me da una pena tremenda que esto se acabe porque me lo estoy pasando genial

-¿Ha descubierto así las fiestas al vivirlas de día?

-Como trabajo, al cohete no había ido nunca. Y a los actos de las 10 de la mañana no te levantas para ir. Las disfrutas de otra manera. Si te presentas, sabes que vas a tener unas responsabilidades, haya sueño o no.

-¿Y qué espera de las próximas fiestas de la Virgen de la Vega?

-Aunque me da pena, porque esto se va a acabar, lo que más me gusta es el Rosario de Faroles, que me parece precioso, y las carrozas. Son fiestas más religiosas y emotivas.

Fotos

Vídeos