«Obstáculos ante los que es difícil pasar pero son fáciles de quitar»

«Los carritos y sillas de ruedas no pueden pasar por muchos bordillos, badenes ni por donde está mal pavimentado el suelo», explicó ayer Nuria, una de las usuarias de Asprodema que han realizado el estudio de barreras arquitectónicas en Haro. Sobre todo el casco antiguo de la localidad es donde más se concentran esos 'puntos negros'. Por ejemplo, «hay farolas en medio con las que nos podemos chocar», consideró Nuria, estimando que son problemas que «se pueden arreglar fácilmente, son obstáculos ante los que es difícil pasar pero son fáciles de quitar».

Fotos

Vídeos