Nueva vida para el casco antiguo

Una pareja circula por el número 13 de la calle Linares Rivas. :: D.M.A./
Una pareja circula por el número 13 de la calle Linares Rivas. :: D.M.A.

Solicitan permiso para derribar tres edificios abandonados del centro de la localidad

DIEGO MARÍN ABEYTUA

La degradación del casco antiguo de Haro es una situación evidente. El abandono de muchos de sus edificios, algunos se sospecha que ocupados de forma irregular, contribuye a su deterioro. No obstante, existen proyectos que contribuyen a la revalorización de la zona, cierto despertar prematuro pero ilusionante para una nueva vida en el futuro.

La familia Muga está rehabilitando el emblemático palacio de los Salazar en el número 3 de la calle Siervas de Jesús, una casa del siglo XVIII declarada Bien de Interés Cultural y que hasta su reciente intervención, está en situación de deterioro. Otro proyecto en marcha es el del hotel de dos estrellas que ya ha comenzado a construirse en el número 2 de la plaza de la Paz, promovido por la firma Rodríguez Bañares, antiguos propietarios del Café Music, situado en el bajo del edificio derribado, declarado en ruina.

Precisamente esa misma declaración de ruina ha sido solicitada en el Ayuntamiento de Haro por dos entidades para varios edificios del casco antiguo con la intención de derribar las construcciones y poder acometer en ese mismo espacio nuevos proyectos. Por una parte, la constructora Buildingcenter (filial inmobiliaria de Caixabank La Caixa), ha reclamado la declaración de ruina para los edificios situados en los números 28 y 30 de la calle Linares Rivas. La petición ha sido aceptada y se deberá proceder al derribo de los inmuebles en los próximos días.

La petición ha sido aceptada por el Consistorio harense y se deberá proceder en los próximos días

Ocurre lo mismo con los edificios de los números 9-13 de la calle Laín Calvo y el 13 de Las Cuevas, solicitado por Bodegas Manzanos, propietaria de la vecina Bodegas Berceo de Haro, que parece que ampliará así sus instalaciones en base a un ambicioso proyecto. La casa de Laín Calvo, cuya fachada está datada en el año 1882, lleva años anunciando la nueva construcción de viviendas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos