Los músicos de la agrupación exigen «un mínimo respeto» hacia la entidad que representan

Desde la Banda, que reanuda hoy los ensayos, afirman que no desean más problemas

D. M. A. HARO.

Ainara Barquín, presidenta de la Asociación Cultural Banda de Municipal de Música de Haro del 2013 a 2016, dimitió primero por cuestiones personales. Debido a su marcha, motivada por su embarazo, se convocaron elecciones en la entidad y entró una nueva junta directiva antes de finalizar el año pasado. Pero los nuevos representantes de la asociación, encabezada por la presidenta Ascensión Alonso, no han cumplido ni un año en el cargo y dimitieron el pasado mes de junio en bloque, esta vez, al parecer, por la presión ejercida desde el Ayuntamiento de Haro.

Los miembros de la Banda Municipal de Música de Haro, con quienes ha contactado Diario LA RIOJA, no desean hacer declaraciones porque, explican, están intentando recabar la documentación que se les requiere desde el Ayuntamiento y también esperan que desde el Consistorio se les muestre «un mínimo respeto». Según ha podido saber este periódico, hubo una reunión entre el Ayuntamiento de Haro y los representantes de la Asociación Cultural Banda Municipal de Música de Haro el pasado mes de mayo. La entidad ha solicitado nuevas reuniones con la Administración local y no han sido convocados de nuevo.

Hoy se reanudan los ensayos de la Banda Municipal de Música de Haro, el próximo jueves actúa a las 20.30 horas en el parque de los Pintores Tubía y Santamaría dentro del programa del 'Verano Cultural' del Ayuntamiento de Haro y el clima, cuando menos, no parece el idóneo. Los músicos no desean más problemas de los que tienen, su deseo no era que este conflicto trascendiera, y entienden que desde el Consistorio se les trata como una empresa cuando lo suyo es una afición.

Fotos

Vídeos