Límite, 24 horas de aparcamiento

El aparcamiento de la calle Santiago, ya con la señalización colocada, en pleno uso. :: D.M.A./
El aparcamiento de la calle Santiago, ya con la señalización colocada, en pleno uso. :: D.M.A.

El parking de la calle Santiago funciona de forma oficial, pero con horario restringido

DIEGO MARÍN ABEYTUA

Aunque hace ya más de dos semanas que los vehículos estacionan en él, no fue hasta ayer cuando el Ayuntamiento de Haro dio como finalizado e inaugurado oficialmente el nuevo aparcamiento de la calle Santiago. Tal y como informó días atrás a Diario LA RIOJA el concejal de Obras, Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento de Haro, Javier Redondo, el aparcamiento estaba a falta de las últimas señalizaciones y estas se colocaron en el día de ayer.

«Aparcamiento de rotación. Excepto vehículos de menos de 4,60 metros. Máximo 24 horas», es la información que aporta la nueva señalización del parking, que cuenta con trece plazas de estacionamiento de vehículos, incluida una para personas de movilidad reducida, y un espacio cubierto añadido para unas tres motocicletas. El aparcamiento, de carácter público y gratuito, cuenta con dos accesos peatonales, uno por la propia calle Santiago, y otro por la calle Carrión. En la calle Santiago es donde se sitúa la única entrada y salida de vehículos.

La nueva señalización prohíbe el estacionamiento de vehículos de una longitud mayor de 4,6 metros y una duración superior a 24 horas, para favorecer la maniobrabilidad en el parking y la rotación de vehículos, según explica Redondo.

El Ayuntamiento de Haro ha invertido 36.000 euros en este nuevo aparcamiento situado en pleno casco antiguo de la ciudad. La nueva infraestructura es el segundo de los tres parkings públicos proyectados y construidos en un año, posterior al de la Atalaya y anterior al de La Magdalena, en los que el Consistorio harense ha gastado 136.265 euros para sumar 52 nuevas plazas de estacionamiento público y gratuito, incluyendo zonas reservadas para minusválidos. Y hay más.

El equipo de Gobierno de Haro ya anunció que en el presupuesto municipal del 2018 reservaba una partida de 55.000 euros para el acondicionamiento de solares, a fin de convertirlos en nuevos parkings. Ya se ha estudiado la posibilidad de habilitar una nueva zona de aparcamiento regular dentro del casco antiguo. Cuando finalicen la obras de la calle Atalaya se proyectará un nuevo aparcamiento en la calle Pilar Bajo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos