Haro rectifica las cuentas para dotar con 17.000 euros las nuevas becas Sánchez del Río

Un momento del pleno. :: /Jöel López
Un momento del pleno. :: / Jöel López

El Pleno ha regularizado, además, el complemento salarial de los empleados públicos del consistorio

Jöel López
JÖEL LÓPEZHaro

El Ayuntamiento de Haro ha aprobado una partida de 17.000 euros para dotar una nueva edición de las becas Sánchez del Río. A través de la sesión extraordinaria celebrada ayer, el pleno, con la abstención de toda la oposición, se ha decidido una «modificación de crédito» para convocar las mencionadas becas para la compra de material escolar.

Aunque el Partido Popular ha querido dar via libre a este trámite municipal con su abstención, el presidente de la junta local, Alberto Olarte ha reconocido que «afortunadamente se da por terminado el fracasado proyecto del banco de libros».

La alcaldesa, Laura Rivado ha defendido esa iniciativa: «Aunque solo hubiera ayudado a una sola familias, no hubiera sido un fracaso». Preguntada por la concejal no adscrita, Rivado explica que el banco ayudó a cerca de una veintena de familias.

Otro de los temas incluidos en esta última sesión extraordinaria antes del pleno de febrero, ha sido la inclusión del complemento de productividad consolidado de los empleados público del Ayuntamiento dentro del «complemento específico de cada uno de ellos».

Un trámite contable que advirtió la interventora y que, tras reuniones con sindicatos y funcionarios, el equipo de gobierno ha decidido llevar al pleno para su aprobación.

Y la nota más lúdica de la sesión se ha dado en la aprobación rutinaria de las facturas y recibos emitidos este año pero por servicios del año anterior.

El portavoz popular, José Ignacio Asenjo, ha notado que algunas de las compras se realizaron «fuera de Haro». Asegura Asenjo que el el ejecutivo debería tomar ejemplo.

En ese momento, gobierno y oposición se han enzarzado buscando las causas de una factura realizada en un centro comercial de Miranda de Ebro. La alcaldesa ha explicado que las reglas municipales exigen «hacer las compras al presupuesto más económico».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos