Haro critica que el proyecto de la AP-68 puede «perjudicar» sus intereses

Javier Redondo, Laura Rivado y Leopoldo García posan con los planos del proyecto de la variante de Haro. :: /Diego Marín A.
Javier Redondo, Laura Rivado y Leopoldo García posan con los planos del proyecto de la variante de Haro. :: / Diego Marín A.

El equipo de Gobierno se muestra ofendido por no haberse atendido sus alegaciones sobre la construcción de la futura variante Oeste

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Haro

«No estamos enfadados, estamos ofendidos», advirtió el teniente de alcalde del Ayuntamiento de Haro, Javier Redondo. Y su compañero en el equipo de Gobierno, Leopoldo García, añadió: «Quienes mejor conocen las necesidades son los ayuntamientos y sus técnicos, no entendemos cómo no se nos hace caso». El problema es que no se han aceptado las alegaciones presentadas por el Consistorio harense al proyecto de la variante de Haro en la futura liberalización de la AP-68.

El pasado lunes se rechazó en el Parlamento de La Rioja una proposición no de ley presentada por el PSOE para «instar al Gobierno de España a asumir e impulsar las conclusiones del estudio de mejora de funcionalidad y capacidad de la AP-68 en la Comunidad Autónoma de La Rioja, teniendo en cuenta la alegación presentada por el Ayuntamiento de Haro respecto al trazado de la variante, con el objeto de que las mismas estén ejecutadas y en servicio no más allá del año 2026».

En concreto, el equipo de Gobierno de Haro apuesta por una ronda Sur partiendo de la entrada a la ciudad por la carretera N-124 hasta el enlace actual de la autopista, frente a la variante Oeste del proyecto, que parte desde el acceso a la AP-68 hasta la carretera de Villalba (LR-306), atravesando viñedos y venajos, casi en paralelo a la polémica línea eléctrica Haro-Norte.

La alcaldesa de Haro, Laura Rivado, lamentó ayer que se opte por «una solución que no sólo no beneficia los intereses de Haro sino que, incluso, los puede perjudicar». Y es que la variante Oeste, critica el equipo de Gobierno de Haro, desemboca en una carretera comarcal que provoca que el tráfico pase obligatoriamente por el emblemático barrio La Estación de Haro, por lo que, en lugar de desviar la circulación, la introduce en el término municipal.

Más

Fotos

Vídeos