«Lo que más ha gustado a la gente, el 'piromusical'»

Tal y como circulaba la gente de contenta a su llegada a la ciudad tras la jira campestre a la fuente del Moro parecía ayer que, más que acabar las fiestas de la Virgen de la Vega, el programa estaba comenzando. Las sensaciones, por tanto, parecían buenas. Y es que la jira es otra multitudinaria más en las fiestas de Haro, como el rosario de faroles o el desfile de carrozas. ¿Y qué es?: «Es una romería popular a la que la gente viene a pasar el día y comer a la fuente del Moro, aunque las peñas vienen a las 17 horas, todas juntas desde la plaza de la Paz, con sus charangas, a pasar la tarde», describía ayer el concejal de Festejos del Ayuntamiento de Haro, Rubén Salazar. Valorando ya las fiestas, el edil explicó que «la sensación que tengo es muy buena porque el tiempo, al final, ha sido siempre bueno». Eso, a pesar de la intriga permanente de la jornada del sábado, ya que la lluvia intermitente hizo temer por la suspensión de algunos actos, como el desfile de carrozas o el concierto de Huecco, pero no, todo se pudo desarrollar con normalidad. «Hubo muchísima gente viendo el concierto pero, quizá, de no haber llovido antes podría haber habido más aún», opinó Salazar. Esa fue una de las grandes apuestas del programa. «Lo que más me ha transmitido la gente que ha gustado es el espectáculo 'piromusical'», señaló el concejal.

Fotos

Vídeos