Devoción a San Felices

Devoción a San Felices

El patrón de Haro salió a las calles en el día grande de las fiestas, que gastaron su segunda jornada

Cristina Valderrama
CRISTINA VALDERRAMAHaro

Haro afrontó ayer el segundo día de sus fiestas, el día grande, el día que dedican a celebrar a su patrón, el día de San Felices. Y muchos jarreros quisieron participar en la misa mayor que se celebró en la parroquia de Santo Tomás. La imagen del santo, adornadas con las flores silvestres ofrecidas el día anterior, aguardaba a que sus cofrades le alzaran al hombro para salir por la portada de Santo Tomás.

En la plaza de la Iglesia le esperaban sus paisanos, fieles devotos que veneran al santo eremita. Una emocionante salida que hace escapar más de una lagrimita. Y un día especial también para la cofradía de San Felices, encabezada por su priora, Naiara Hernáez.

Poco antes del mediodía comenzó una procesión en la que también portan las reliquias de San Felices y su discípulo San Millán. Las Mujeres de la Vega, en un arca de oro, y la peña Cachondeo, en una de madera, llevan los restos del patrón, mientras que Los Veteranos procesionan al discípulo. Y detrás cofradías de Haro y entidades hermanadas que también participan en un recorrido que parte de la parroquia para pasear por el centro de Haro.

La priora Naiara Hernáez ofreció la hogaza de pan y el vino a la imagen del santo patrón de Haro

Un año más, el Grupo de Danzas Sonsierra, de San Vicente de la Sonsierra, se encargó de acompañar y venerar a San Felices con sus danzas y bailes. Y mientras, el santo, a hombros de los cofrades, fue realizando un recorrido que duró algo más de una hora.

Pese al calor, que fue en aumento según avanzaba la jornada, los jarreros salieron a su cita anual con el santo y le acompañaron a cada paso aunque había más presencia de personas en la sombra que aguantando al sol.

De nuevo la gente se congregó en la plaza de la Iglesia para despedir al santo hasta el año que viene. Naiara Hernáez fue la encargada de ofrecer a San Felices la hogaza de pan y el vino, y de gritar tres salvas en honor al santo antes de que regresara al interior de la parroquia. Y ya en el interior, el acto concluyó con el tradicional besamanos de la reliquia del santo.

Una procesión que contó con menos presencia de autoridades que en años anteriores y en la que sí que participó el consejero de Educación, Alberto Galiana. La Banda Municipal de Música de Haro también tomó parte en la comitiva que celebró a su patrón un año más por las calles de la capital jarrera.

Temas

Haro

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos