Detenidas dos personas en Haro por robar correspondencia de los buzones

Detenidas dos personas en Haro por robar correspondencia de los buzones

La Guardia Civil asegura que los delincuentes han usado datos personales de 22 vecinos de la calle Santa Lucía y se han gastado 18.000 euros

JÖEL LÓPEZ

La Guardia Civil ha detenido a dos personas en Haro acusadas de robar correspondencia de los buzones de varias viviendas de la localidad jarrera. Según ha informado el cuerpo policial en un comunicado, los detenidos, naturales de Salamanca y vecinos de Haro, usaban esa información de manera fraudulenta.

La Policía les imputa delitos de estafa, usurpación de identidad y descubrimiento y revelación de secretos. Ambas personas poseen un amplio historial delictivo por hechos parecidos.

En la nota, el instituto armado asegura que a partir de abril, un grupo de investigación comienza a analizar numerosas denuncias, la mayoría localizadas en la calle Santa Lucía, del mismo delito de fraude y usurpación de identidad.

Los detenidos, naturales de Salamanca, poseen un amplio historial delictivo por hechos parecidos

Tras esta investigación, los agentes consiguieron averiguar la manera de operar de los detenidos.

Al parecer, accedían a los portales y robaban la correspondencia de los buzones, principalmente cartas bancarias y de empresas de telefonía.

Luego utilizaban los datos personales encontrados para dar de alta varias líneas de telefonía móvil asociadas a la compra de terminales de última generación, además de la compra de artículos de alto valor.

Estas personas, de 46 y 49 años, solían incluir una dirección errónea a la hora de realizar los pedidos, pero un teléfono de contacto correcto.

Cuando los repartidores no encontraban la vivienda procedían a llamarles por teléfono para verificar la dirección, ofreciéndoles los detenidos quedar en un punto de encuentro para recoger el paquete. Los repartidores colaboraban sin saberlo con la estafa.

Los delincuentes han utilizado de manera fraudulenta datos personales y bancarios de 22 personas, ascendiendo el valor de lo defraudado a más de 18.000 euros.

Los agentes investigan si los teléfonos móviles de última generación adquiridos de manera fraudulenta han sido puestos a la venta por los detenidos en el mercado de segunda mano.

Los detenidos, tras prestar declaración, han sido puestos en libertad pero deberán acudir a la llamada de la autoridad judicial cuando sean requeridos para ello.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos