El campus cierra su quinta edición

Los jugadores y monitores del quinto Campus del Haro Sport Club posan en El Ferial. :: D.M.A.
Los jugadores y monitores del quinto Campus del Haro Sport Club posan en El Ferial. :: D.M.A.

El Haro Sport Club acaba su concentración infantil en El Ferial con 56 niños y un resultado «muy positivo»

DIEGO MARÍN ABEYTUA

El pasado viernes finalizó una nueva edición del campus de fútbol de verano del Haro Sport Club. Durante toda la primera quincena del mes de julio, 56 niños (entre ellos una niña) de entre 7 y 14 años han disfrutado no sólo de entrenamientos deportivos, sino también de actividades y juegos. Como monitores en esta quinta edición han tenido a jugadores de fútbol de la localidad y profesores como Dani Palacios, Javier Pérez, Txus Díaz, Adrián Aguilera y los hermanos Ander y Aitor Santurde. Este año, como novedad, la equipación con la que se ha dotado a los participantes en este campus de verano del Haro Sport Club ha sido blanquinegra, «igual que la del Haro Deportivo, con serigrafía incluida de los nombres y el número de cada jugador», explica Javier Pérez, coordinador del fútbol base del club y uno de los monitores.

Otra sorpresa ha sido que los 62 integrantes del campus viajaron al parque de Naturaleza Cabárceno (Cantabria) en una excursión de un día que resultó inolvidable para los pequeños. Al finalizar la quincena, desarrollada entre las piscinas y el campo de fútbol de El Ferial, el pasado viernes se celebró una final con una ronda de penaltis en la que fueron protagonistas los porteros. Y es que en este campus se imparten entrenamientos específicos para los guardametas. Al acabar, las sensaciones han sido buenas, «muy positivas», declara Javi Pérez.

«Hemos funcionado muy bien en todos los aspectos (fútbol, inglés, las piscinas, la excursión...), sin que hubiera ningún incidente y con muy buena predisposición y comportamiento tanto de los niños como de los padres», valora Pérez. La organización ha realizado una encuesta de satisfacción con el campus y el resultado «así lo avala». «Todos estamos contentos y con ganas de una nueva edición, la sexta, el verano que viene. Ya nos estamos planteando la posibilidad de aumentar las plazas, debido a la demanda (más de 70 y no pudimos ampliar más que a 56)», afirma Pérez. Y es que, además de niños jarreros, acuden niños de Labastida (Álava), Briones, San Vicente de la Sonsierra... «Y muchos son 'repetidores' de otros años, así como jugadores del propio Haro Sport Club», declara el monitor.

Fotos

Vídeos