El Ayuntamiento reinvierte la mitad del superávit del 2017 para reformar tres calles

La avenida de La Rioja será finalmente reformada atendiendo a las necesidades de los vecinos y comerciantes de la zona. :: j.l./
La avenida de La Rioja será finalmente reformada atendiendo a las necesidades de los vecinos y comerciantes de la zona. :: j.l.

Las calles Donantes de Sangre, Pilar Bajo y avenida de La Rioja tendrán distintas mejoras con obras que se iniciarán a partir de septiembre

J. LÓPEZ

El Ayuntamiento de Haro va a reinvertir la mitad del superávit obtenido el año pasado para realizar tres reformas concretas en otras tantas calles de la localidad jarrera.

En una rueda de prensa, la alcaldesa, Laura Rivado, ha informado de que el Ejecutivo dispone de 841.000 euros de superávit tras el ejercicio del año 2017.

En total, el Consistorio va a dedicar cerca de 400.000 euros a reformar la avenida de La Rioja y las calles Pilar Bajo y Donantes de Sangre.

El Ejecutivo jarrero cuenta con un superávit de unos 841.000 euros del ejercicio del año pasado

En lo que se refiere a la avenida de La Rioja, y como así se comprometió el equipo de gobierno tras reunirse con vecinos, comerciantes y hosteleros de la zona, se van a revertir los aparcamientos.

De esta manera, los vehículos podrán estacionar en línea, a ambos lados, junto a la calzada. Además, se ampliará una de las aceras, para, según Rivado, «hacerla más transitable y accesible». El coste aproximado de esta actuación es de 80.000 euros.

En la calle Donantes de Sangre también se van a ampliar las aceras, en este caso, también a un lado. Los aparcamientos serán en línea y en batería oblicuo, también junto a la calzada. Según expone la alcaldesa «en este caso se van a invertir 120.000 euros del superávit de 2017».

Por último, en Pilar Bajo, el coste de la actuación asciende a 200.000 euros. Según ha detallado la regidora municipal «se trata de más dinero, ya que se ejecutará un nuevo muro de escollera, se excavará, y se establecerán tanto aparcamientos en línea como en batería».

Además, se va a mejorar la iluminación «como así han demandado los vecinos, en más de una ocasión», destaca Rivado.

Los proyectos están en fase de redacción. Rivado asegura que «lo que se presenta son los bocetos que nos ha hecho llegar la empresa a la que se los hemos encargado».

Rivado prevé que los trabajos se inicien a finales de este año, siempre, «después de fiestas de septiembre, que es cuando el movimiento en la ciudad es menor y se puede ocasionar las menores molestias posibles».

La alcaldesa jarrera ha reconocido que el resto del superávit se «intentará» destinar a amortizar la deuda, aunque no ha podido detallar la cuantía concreta. La cantidad definitiva dependerá de un informe de Intervención.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos