El Ayuntamiento presenta su primera propuesta en la asamblea de la banda

La banda municipal de Haro en una actuación en la calle. :: DONÉZAR/
La banda municipal de Haro en una actuación en la calle. :: DONÉZAR

Invitado por su portavoz, Leopoldo García acudió ante el resto de músicos con la idea de partir del anterior contrato para «no repetir errores»

JÖEL LÓPEZ

El nuevo interlocutor del Ayuntamiento de Haro para firmar un nuevo contrato con la Asociación Banda de Música, Leopoldo García, acudió ayer a la asamblea que celebró el colectivo musical invitado por su portavoz, Ascensión Alonso, para presentar la primera propuesta del ejecutivo para la redacción de un nuevo acuerdo entre Consistorio y Asociación.

García ha acudido a la reunión con sus compañeros de Ejecutivo, José Maria Sáez y Ángel Conde. Ante una veintena de músicos ha expuesto su «predisposición» para solucionar la situación. Además, ha señalado el punto de partida del que pretende comenzar el camino hacia un futuro acuerdo.

Ese primer paso no es otro que estudiar el contrato anterior, concluido el pasado mes de noviembre. Según ya ha manifestado García el objetivo es «tomar el anterior contrato como referencia y trabajar sobre lo que se puede mejorar y cambiar para no repetir errores».

El encuentro, que se ha producido sin la presencia de medios de comunicación, llega como consecuencia de las primeras conversaciones entre los dos interlocutores principales para sentar las bases de una negociación que no tiene un calendario marcado.

El Ejecutivo quiso acelerar el proceso antes incluso de la Semana Santa pero la portavoz de la Asociación Banda de Música instó al edil a esperar a que esa posición fuera trasladada al resto de socios. De esa necesidad de ganar algo de tiempo dada la situación, se decidió aprovechar la asamblea.

Se trata de un movimiento poco habitual en el curso actual de los acontecimientos donde el desencuentro entre las dos partes ha sido constante desde hace meses.

De hecho, la alcaldesa Laura Rivado, en la entrevista concedida en exclusiva a este diario y publicada el pasado domingo aseguraba que el conflicto de la banda «se podía haber gestionado de otra manera».

Rivado, incluso, admitió que uno de los principales errores de su gestión en estos casi tres años de gobierno del tripartito había sido la falta de «agilidad» ante temas como la negociación con la banda.

La situación comenzó a tomar otro camino cuando a mediados de enero, en una reunión interna se decide negociar un nuevo contrato directamente con la propia Asociación.

Se desecha así la opción mantenida desde el principio por el entonces responsable municipal de la situación, Javier Redondo.

En ese momento, Redondo pone su dimisión encima de la mesa que no se hace pública hasta marzo. Aunque todavía queda un trámite para que sea oficial, la dimisión convierte a Leopoldo García en el nuevo interlocutor municipal en este tema.

García, responsable de Cultura, siempre ha manifestado la necesidad de negociar «sin reproches».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos