El Ayuntamiento de Haro abona 3.588 euros por daños patrimoniales

Final de la calle de la Vega, en la que se produjo uno de los daños, junto al edificio María Díaz. :: D.M.A./
Final de la calle de la Vega, en la que se produjo uno de los daños, junto al edificio María Díaz. :: D.M.A.

Dos reclamaciones por daños en unos coches han costado 944 euros, y otra, de desperfectos en una parcela, ha ascendido a 2.500 euros

DIEGO MARÍN ABEYTUA

El Ayuntamiento de Haro se ha visto obligado a abonar recientemente 3.588 euros en concepto de responsabilidad pública por reclamación de daños patrimoniales a tres particulares y una comunidad de vecinos. Tres de los casos resultan sencillos y han supuesto menor coste para el Consistorio jarrero, pero el cuarto es más complicado.

El pasado 10 de noviembre N.M.R.P. detectó daños producidos en su coche, estacionado en el número 47 de la calle de la Vega, a causa de unos cascotes desprendidos del edificio María Díaz, actualmente en obras. El capó del vehículo quedó dañado y su dueña reclamó al Ayuntamiento el importe de 259,24 euros que costó el arreglo.

El arquitecto municipal y la Policía Local emitieron sendos informes constatando la veracidad de los hechos, y en base al derecho «de los interesados a ser indemnizados por toda lesión que sufran en sus bienes y derechos que no estén obligados a soportar y que sean consecuencia del funcionamiento normal o anormal de los servicios públicos», la Administración local reconoció la responsabilidad en los perjuicios sufridos por la demandante, por lo que aprobó el abono de los 259,24 euros reclamados.

Por otra parte, el 15 de diciembre del 2015 también resultó dañado el vehículo de la empresa R.E.B. de Haro a causa de un socavón en la calzada de la esquina de las calles Italia y de la Vega, donde el coche se quedó «atrapado», ocasionándole desperfectos que el reclamante, A.S.L.O., valoró en 685,13 euros. El arquitecto municipal constató con la Brigada Municipal de Obras y Servicios de Haro que «en esa fecha se produjo una avería en la tubería general de agua que produjo a su vez un socavón en el que cayó el vehículo». Además, existe el atestado de la Policía Local que «confirma la veracidad de lo sucedido».

Por tanto, admitida la responsabilidad de la Administración local, y «según el informe de valoración del técnico pericial aportado», se acordó el abono de los 685,13 euros reclamados en concepto de daños.

Y la comunidad de vecinos del número 10 de la calle Tenerías reclamó, y le han sido concedidos, 144,19 euros por daños en la sala de calderas a causa de una fuga de los radiadores de la escuela de música de Haro, algo comprobado y ratificado por el fontanero municipal.

Raíces de álamos

El tercer y último caso resulta más complejo. En noviembre del 2015 el Ayuntamiento de Haro recibió la reclamación de P.J.A.R. sobre unos daños sufridos en su parcela, situada en el número 60 de la calle Nuestra Señora de Begoña. Al parecer, «la acción de las raíces de unos álamos plantados en la acera ha afectado a una jardinería de piedra y cuatro plantas de lavanda, ocasionando desperfectos en perjuicio de la estética y la utilidad de dicho espacio». La valoración del reclamante fue, inicialmente, de 6.504 euros.

La compañía aseguradora del Consistorio jarrero aceptó la responsabilidad municipal pero especificó que «el perito no está de acuerdo con la cuantificación realizada por el perjudicado», calculando 5.011,28 euros como cantidad más justa. Un presupuesto posterior del reclamante aumentó la cuantía reclamada hasta los 12.766,71 euros por unos «trabajos a realizar, que no realizados» de albañilería y jardinería.

A pesar de la discrepancia inicial, finalmente P.J.A.R. admitió de forma voluntaria el pasado 25 de mayo del 2017 la indemnización estimada por el perito de 8.808,26 euros, de los cuales el Ayuntamiento de Haro sólo deberá abonar 2.500 euros en concepto de franquicia por el daño sufrido en su parcela. No obstante, el Ayuntamiento también ordenó talar los tres árboles culpables.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos