El Ayuntamiento se declara «institución por la diversidad afectivo-sexual»

Patricia Mateos, en primer término, pide silencio a una persona del público durante la intervención del popular Alberto Olarte. :: /Diego Marín A.
Patricia Mateos, en primer término, pide silencio a una persona del público durante la intervención del popular Alberto Olarte. :: / Diego Marín A.

La propuesta contó con los votos a favor de todos los ediles excepto del ausente González y de Castillo, quien se abstuvo

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.HARO

El Ayuntamiento de Haro aprobó ayer por mayoría ser «institución por la diversidad afectivo-sexual». La medida contó con los votos a favor de todos los concejales, excepto el dos ediles populares: el ausente José Luis González y la presente Francisca Castillo, quien justificó su abstención defendiendo que «hay que impulsar la diversidad en general, no la afectiva en particular». Por otra parte, otro popular, Alberto Olarte, que sí votó a favor, encontró una objeción al texto de compromiso: «Ya que es una copia literal de la propuesta presentada en el Ayuntamiento de Logroño, podría haber sido completa, no cortada».

Sólo al final del pleno, completados los puntos del orden del día de una sesión que se alargó más de dos horas, hubo un debate más intenso porque, hasta entonces, la mayoría de los temas tratados se aprobaron por unanimidad de los concejales de la Corporación municipal presentes. Se aprobó la modificación de la ordenanza reguladora del precio de la ludoteca municipal, la cuenta general del presupuesto del Ayuntamiento de Haro en el 2016, la declaración como desierta de la enajenación y arrendamiento de unos locales de propiedad municipal en el barrio El Mazo, la creación de una sede electrónica del Consistorio, la ordenanza reguladora de creación y funcionamiento de registro electrónico municipal, el acta de la comisión de venajistas del pasado 15 de mayo, la primera modificación del reglamento de funcionamiento de la ludoteca, el establecimiento de los días festivos locales para el 2018 (lunes 25 de junio y sábado 8 de septiembre), el convenio de colaboración con el Gobierno de La Rioja para el desarrollo de programas e inversiones en materia de servicios sociales y la citada propuesta de medidas para impulsar la diversidad.

LA PROPUESTA

uQué
presentada por el concejal socialista Manuel Gasalla, propone impulsar medidas para fomentar la diversidad afectivo-sexual.
uCómo
mayor formación del personal docente, más campañas de sensibilización en los centros escolares, un plan de trabajo contra el acoso escolar y el 'ciberbullying' y una campaña sobre el respeto a la identidad sexual.
uVotos
PSOE, PR+, Ganemos, la edil no adscrita a ningún partido Patricia Mateos y el PP votaron a favor, a excepción del ausente José Luis González y Francisca Castillo, quien se abstuvo.

Presentada y defendida por el edil socialista Manuel Gasalla, aboga por la formación, campañas de sensibilización, un plan de trabajo contra el acoso y otra para fomentar el respeto. Sólo este punto y otro movieron un poco la balsa de aceite en la que se convirtió el pleno en su primera parte. La declaración como desierto del contrato de concesión del uso del bar Barquito situado en un local municipal fue aprobado con los votos a favor del equipo de Gobierno de Haro, a pesar de la oposición popular y la abstención de Patricia Mateos. José Ignacio Asenjo, portavoz del Grupo Municipal Popular, pidió explicaciones y la conclusión ofrecida por el edil de Obras, Urbanismo y Vivienda, Javier Redondo, fue que la inversión necesaria para poner en funcionamiento el negocio (adquisición de equipamiento y mobiliario) no está al alcance de los interesados.

Los bienes de la Iglesia

El verdadero lío llegó en el apartado de mociones urgentes. La nueva normativa municipal, explicada por la secretaria del Ayuntamiento de Haro, limita la presentación de mociones urgentes a los portavoces, condiciona que las propuestas sean presentadas por al menos tres concejales e impide que se propongan mociones que no conciernan al propio pleno, debiendo ser estas propuestas en el apartado de 'Ruegos y preguntas'. Allí dirigió Francisca Castillo su propuesta sobre la rehabilitación de viviendas y Patricia Mateos su solicitud de información sobre los bienes inmatriculados por la jerarquía católica en Haro, después de comparar las nuevas normas del pleno harense con la Ley Mordaza.

Mateos, concejal no adscrita a ningún partido pero con vinculaciones a Podemos, defendió que se recabara información primero para, después, «exigir a la Iglesia todo de lo que se ha apropiado ilícitamente», describiendo sus bienes atesorados como «la mayor estafa inmobiliaria de España». Redondo le contestó primero: «Estamos de acuerdo en el fondo, el problema es que la solicitud no resuelve el problema ni satisface nada saber cuáles son los bienes de la Iglesia en Haro. Podríamos pedir el gobierno central que declare esto ilegal». Olarte fue más allá, objetó diez puntos de argumentación defendiendo que «la Iglesia no se apropia de bienes ajenos» y que «no es ningún privilegio franquista». Sólo Mateos votó a favor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos