Ayuntamiento, comerciantes y vecinos aprueban la reforma de Avenida de La Rioja

Una imagen del estado actual de Avenida de La Rioja. :: j.l./
Una imagen del estado actual de Avenida de La Rioja. :: j.l.

El ejecutivo jarrero llevará a comisión el proyecto acordado, en el que se propone ampliar una de las aceras de la calle y volver al estacionamiento en batería

JÖEL LÓPEZ

El Ayuntamiento de Haro llevará a la comisión municipal de Obras un nuevo cambio en la avenida de La Rioja. Después de la polémica y tras reunirse con representantes de los vecinos y comerciantes del vial jarrero, el ejecutivo va a ampliar una de las aceras y volverá al estacionamiento en batería.

Miguel Ángel Nazara, portavoz de los afectados que ha participado en las reuniones con el segundo teniente de alcalde, Leopoldo García, asegura que «es una buena noticia».

Está satisfecho por «el cambio en el aparcamiento» y asume como «aceptable» la ampliación de la acera, aunque ésta no entraba dentro de sus reivindicaciones.

Con este aumento de la acera donde ahora se aparca en batería, el Consistorio pretende facilitar el tránsito peatonal y evitar el estacionamiento en doble fila. Además, la medida pretende regular la velocidad de los coches por un vial de tan importante paso de vehículos como es esta avenida.

Sobre el proceso llevado a cabo desde que el Ejecutivo tomara en consideración su opinión, Nazara reconoce que «ha sido bastante lento, pero la comunicación ha sido buena y constante».

Una vez conseguido el acuerdo, Leopoldo García, encargado de las negociaciones con los afectados, se ha comprometido a llevar a la próxima comisión de Obras el plano con el trabajo a realizar y comenzar así el trámite administrativo que concluya en la realización de la mencionada obra.

Nazara asume que el proceso no será corto, pero reconoce que «si las obras empiezan a principio de verano sería una buena noticia». El deseo es tener lista la avenida durante los meses centrales de verano.

Con esta última etapa de entendimiento termina así un proceso largo que comenzó con un fuerte desencuentro ante una decisión polémica.

El principal problema para los vecinos y comerciantes era el aparcamiento en batería. Aunque el Consistorio basó el cambio en la idea de regular la velocidad y evitar la doble fila, la medida no contentó a nadie desde el primer momento.

Asegura Nazara que «fue una mala idea, porque un coche aparcado así invade la acera más que en fila». Además, el hostelero reconoce que el aparcamiento se hace «mucho más difícil y había gente que decide no parar en esta calle y eso nos perjudica».

El cambio de estacionamiento se produjo a comienzos del año pasado y aunque la primera respuesta de los vecinos no fue buena, el Consistorio aseguró que era una prueba que se mantendría hasta el pasado septiembre.

En octubre, varios afectados consiguieron reunir y registrar un total de 900 firmas en un escrito que solicitaba la restitución del estado anterior de la avenida de La Rioja.

Tras esa demostración de fuerza, en la que también participó la asociación de comerciantes ACCIRA, el Ayuntamiento decidió comenzar las conversaciones para llegar a un acuerdo.

En noviembre se produjo el primer contacto y varios meses después el proceso de reconversión y reforma de una calle principal de Haro comienza a ser una realidad que cristalizará en verano.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos