La avenida de La Rioja tendrá aceras anchas y los aparcamientos de nuevo en línea

Arriba, la comparecencia con el edil. Abajo, los vecinos en la calle. / D.M.A.
Arriba, la comparecencia con el edil. Abajo, los vecinos en la calle. / D.M.A.

El Ayuntamiento de Haro se reúne con los vecinos y comerciantes y anuncia la rectificación de la reorganización de los estacionamientos

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Haro

El Ayuntamiento de Haro escenificó ayer su rectificación frente a la presión de los vecinos y comerciantes de la avenida de La Rioja. En febrero de este mismo año, a pesar de las protestas vecinales, los estacionamientos de la céntrica calle de Haro se reorganizaron pasando a ser en batería y marcha atrás. Periodo de prueba de seis meses con la promesa de que si, después, no convencía el sistema, se revertiría, informó el equipo de Gobierno del Consistorio. Pasado ese tiempo, los vecinos de avenida de La Rioja recogieron 900 firmas de apoyo, las entregaron en el registro municipal y al Ayuntamiento de Haro no le ha quedado más remedio que rectificar.

Ayer el segundo teniente de alcalde, Leopoldo García, se reunió con los representantes de los vecinos, Miguel Nazara y Carmen Ríos, y con la gerente de ACCIRA, Adelaida Alútiz, para darles a conocer la idea del equipo de Gobierno. «Constatado que a los vecinos no les gustaba, ya hemos empezado a trabajar en un plan para revertir los aparcamientos en línea pero manteniendo la reducción de velocidad», advirtió el concejal del Ayuntamiento de Haro. García no aventuró a dar fechas, pero sí describió los pasos a seguir. Primero, próximamente, se presentará a los vecinos y comerciantes el proyecto que están elaborando los técnicos municipales, después se licitará la obra y esta se realizará, en todo caso, durante el 2018.

Vecinos y comerciantes desean que todo esté listo para antes del verano, incluso para antes de Semana Santa. La obra incluirá la ampliación de las aceras para otorgar más espacio al peatón. «Es un gasto innecesario que no se tenía que haber producido, pero si, como aseguran, va a quedar mejor, adelante», declaró Carmen Ríos. Por otra parte, Miguel Nazara se mostró «satisfecho» por la reunión mantenida («Ya era hora», apuntó) y la rectificación anunciada por el Consistorio pero ponía pegas, advirtiendo que no se mostraría convencido «hasta que no veamos el proyecto» aunque reconoció que este «es un primer paso».

«Es un gasto innecesario, pero si va a quedar mejor, adelante», declaró la representante vecinal

Por otra parte, la gerente de ACCIRA reconoció que «nos gustaría no haber llegado a este punto y que hubiera más información, al igual que con las obras de la plaza de la Paz, ya que influyen mucho en los comercios». Como valoración final, Leopoldo García recordó que «ya dijimos que iba a ser una prueba, ha habido una manifestación clara de los vecinos y vamos a atenderla, a ver si logramos una calle que nos guste a todos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos