El autobús ya sube a la Atalaya

El autobús urbano de Haro circula por la Atalaya en uno de sus trayectos de prueba. :: D.M.A.
El autobús urbano de Haro circula por la Atalaya en uno de sus trayectos de prueba. :: D.M.A.

El servicio accede cada 90 o 95 minutos al barrio alto de Haro, desde las 9.14 horas

DIEGO MARÍN ABEYTUA

Después de años de reivindicación y de meses de estudio, el autobús urbano de Haro, por fin, alcanza el punto más alto de la localidad, la Atalaya. Los vecinos ya disponen de una parada en el barrio, situada en el propio aparcamiento público. Precisamente gracias a esta zona de estacionamiento gratuito, acondicionado a finales del año pasado, el vehículo puede realizar la maniobra para entrar y salir de la Atalaya de Haro. Y es que, hasta ahora, el motivo por el cual el autobús urbano no accedía a la zona era la imposibilidad de maniobrar para salir, puesto que los autobuses urbanos tienen prohibido circular, siquiera unos metros, marcha atrás.

Haro cuenta con servicio de autobús urbano desde el año 2005. En el 2012, el anterior equipo de Gobierno rescindió el contrato de concesión a la empresa adjudicataria, La Unión Alavesa, después de que el vehículo que fletaba se quedara obsoleto, sufriera averías y dejara de prestar el servicio sin previo aviso. No obstante, la misma empresa fue la adjudicataria del contrato siguiente, convocado de forma pública. Desde el 2012 el vehículo, más moderno, circula rotulado con el anuncio de la exposición 'La Rioja. Tierra Abierta' celebrada en Haro en el 2013.

Desde la pasada semana, el autobús urbano ya alcanza el barrio alto de Haro. «Era muy importante que el autobús subiera a la Atalaya. Y aunque está en pruebas, seguramente se quede como está», advierte el concejal de Cultura y Turismo y segundo teniente de alcalde, Leopoldo García. De momento, el autobús accede a la Atalaya en viajes alternos, es decir, allí sólo pasa a diario a las 9.14, 10.49, 12.19, 13.49, 15.19, 16.49, 18.19 y 19.49 horas, es decir, cada 90 o 95 minutos. «De momento creemos que es suficiente», considera Leopoldo García.

Junto a la nueva parada, el autobús urbano ha introducido más novedades en el recorrido. «Los que mejor conocen esto, lógicamente, son los conductores, por eso nos hemos reunido con ellos y hemos recorrido Haro juntos en el autobús», confiesa García. Así, sólo se accederá al cementerio bajo demanda, se suma una nueva parada en el polígono Fuente Ciega para dar servicio a los clientes de los dos hoteles y se incluyen los supermercados de la carretera de Santo Domingo desde su apertura, a las 9.48 horas.

Más

Fotos

Vídeos