El autobús sigue dando vueltas

El 31% de los billetes del 2017 se vendió en los tres últimos meses del año en un servicio que «aún debe mejorar mucho»

Jöel López
JÖEL LÓPEZHaro

La línea circular del autobús que recorre los diferentes barrios de Haro sigue ocupando espacio político entre el equipo de gobierno y el primer partido de la oposición.

Según el Ayuntamiento, a partir de unos datos de la concesionaria del servicio del autobús urbano, tanto en el 2015 como al año siguiente, se produjo un descenso de venta de billetes de un 6% cada año.

Unas cifras que se mantienen estables con respecto al 2017. Un ejercicio en el que el equipo de gobierno decidió incorporar varias novedades como el itinerario circular o la incorporación de nuevas paradas.

Así, el 31% de los billetes vendidos el año pasado se dieron en lo últimos tres meses del año. El teniente de alcalde, Leopoldo García, asegura que «estas cifras demuestran que había que hacer algo con el autobús». Afirma, sin embargo, no estar contento con el uso del autobús: «Aún debe mejorar mucho», añade.

Con estos datos, Leopoldo García ha querido contestar al Partido Popular. Alberto Olarte afirmó hace unas semanas que el autobús había reducido su recaudación a la mitad desde que en septiembre, el actual ejecutivo variara el trazado.

García afirma que, con los datos en la mano, «no es verdad ese descenso en la recaudación». Aun así, el concejal espera datos «más detallados» para saber «cómo se puede mejorar el servicio».

El principal cambio respondía a incluir una para en La Atalaya. Para la oposición, esta parada ralentiza «en exceso» la ruta habitual y ofrece «más problemas que soluciones». Sin embargo, este cambio responde a un compromiso del equipo de gobierno que entiende que hasta la fecha, «esta zona de la ciudad había sido históricamente marginada».

Otro de los conflictos que ha suscitado la nueva ruta del autobús urbano ha sido la duración de la misma. Para Leopoldo García, «el trayecto normal no supera los 45 minutos». Y el aumento del tiempo «corresponde al tráfico, nunca a las nuevas paradas».

El Partido Popular asegura que se ha incrementado «innecesariamente» la duración del trayecto: «No se puede tardar más de una hora en hacer ese recorrido».

Insiste, además, en que estos cambios han modificado las rutinas de varios vecinos que «dependen del autobús». La oposición pide al equipo de gobierno que deje los «experimentos» y vuelva al anterior itinerario del autobús.

Marquesinas

Leopoldo García ha anunciado, también, que en las próximas semanas se instalarán cinco nuevas marquesinas «en aquellos lugares en los que no haya posibilidad de guarecerse si llueve o hace frío».

El concejal señala la parada cerca de los corazonistas con un ejemplo. García asegura que su montaje está supeditado a un trámite administrativo que debe hacer el aparejador aunque admite que «su instalación es inminente».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos